Canal Lumbar Estrecho: Causa frecuente de consulta al especialista en Ortopedia y Traumatología

En Blog

El dolor lumbar es una de las causas más frecuentes por las cuales las personas acuden al especialista en Ortopedia y Traumatología. Particularmente en las personas mayores el canal lumbar estrecho (CLE) es la causa más frecuente de dolor y alteraciones funcionales de la columna, lo cual hace de suma importancia su adecuado diagnóstico y tratamiento.

El canal lumbar estrecho es el término que hace referencia a una disminución en el volumen del espacio del canal lumbar, sitio por donde pasa la médula espinal con la emergencia de sus raíces nerviosas. Hay varias causas que pueden exacerbar esta condición como alteraciones congénitas en donde los elementos posteriores vertebrales tienen malformaciones, particularmente una disminución en el tamaño de los pedículos y lámina, sin embargo, la causa más frecuente de esta patología se debe a cambios degenerativos en las estructuras de la columna vertebral.

El proceso degenerativo que predispone al CLE tiene una secuencia en la cual el factor principal predisponente es una alteración en la capacidad de amortiguación del disco intervertebral, lo cual incrementa la capacidad de carga en las articulaciones facetarias incrementando su desgaste, dando como resultado los cambios clásicos de la osteoartrosis en donde se forman osteofitos (salientes óseas secundarias a desgaste articular), cambios en el ligamento amarillo, y con ello un estrechamiento del canal medular dando como consecuencia compresión en las estructuras neurales de la columna.

El especialista en Ortopedia y Traumatología debe de estar familiarizado con esta condición ya que las consecuencias de una disminución del espacio disponible para las estructuras neurales pueden traer como consecuencia debilidad motora, alteraciones sensitivas y de la marcha.

Los síntomas más frecuentemente referidos por los pacientes son dolor, alteraciones en la sensibilidad y debilidad motora, los cuales pueden ser referidos a la región de las nalgas y extremidades inferiores, así marcha claudicante de origen neurogénica la cual se asocia a molestias al estar de pie en la región baja de la columna lumbar así como una pobre tolerancia a la deambulación de distancias largas, la cual mejora al flexionar la columna lumbar ya que al hacer este movimiento se incrementa el espacio del foramen intervertebral, sitio por donde emergen las raíces nerviosas quitado parcialmente la compresión nerviosa. Por otro lado al hacer movimientos de extensión de la columna hay una exacerbación de la sintomatología debido a un efecto contrario al de la flexión de la columna.

Durante el examen físico lo característico es la reproducción de la sintomatología con la extensión de la columna, así como hallazgos compatibles con pérdida de la sensibilidad y fuerza, particularmente cuando los síntomas son de larga duración.

A pesar de que el cuadro clínico de esta patología es muy característico en el contexto de una persona de edad avanzada, los estudios de imagen son necesarios para la confirmación del diagnóstico, así como la identificación de los niveles vertebrales afectados. Las radiografías de columna muestran cambios degenerativos como disminución de la altura del disco, presencia de osteofitos, esclerosis en las plataformas superiores e inferiores y ocasionalmente espondilolistesis (desplazamiento anterior o posterior de las vértebras).

Las radiografías dinámicas de columna son especialmente útiles para determinar si con los movimientos de flexión y extensión hay movimiento de las vértebras, lo cual condiciona mayor estrechamiento del canal medular. El estudio de elección para determinar el grado de estenosis es la resonancia magnética, en el cual se muestra a detalle los ligamentos, discos y articulaciones vertebrales con el estrechamiento del canal medular y raíces nerviosas.

El tratamiento debe de estar enfocado a disminuir los síntomas y mejorar la función. Inicialmente el tratamiento no quirúrgico es con base en antiinflamatorios no esteroideos, lo cual mejora los síntomas temporalmente, así como terapia física haciendo énfasis en ejercicios de fortalecimiento abdominal. Ocasionalmente el especialista en Ortopedia y Traumatología puede echar mano de bloqueos epidurales con esteroides, los cuales hasta en un 50% de los casos reducen de manera importante los síntomas.  El tratamiento quirúrgico está indicado para pacientes con datos clínicos y radiográficos de CLE, los cuales no han tenido una adecuada respuesta al tratamiento conservador, en quienes los síntomas interfieren con la calidad de vida y capacidades funcionales.

Las opciones quirúrgicas dependen del tipo y localización del estrechamiento del canal lumbar. En términos generales el objetivo es incrementar el espacio disponible para los elementos neurales, así como al momento de realizar la descompresión, no comprometer la estabilidad de la columna y en caso de que esto ocurra proveer de métodos de fijación que le den estabilidad. Actualmente existen métodos quirúrgicos tanto abiertos como mínimamente invasivos (MISS), por lo cual es importante que el médico especialista en Ortopedia y Traumatología familiarizado y entrenado en cirugía de columna, exponga de manera clara y precisa la ventajas, desventajas y limitaciones de ambas opciones quirúrgicas y de forma conjunta se haga una adecuada selección de la mejor alternativa de acuerdo al caso particular de cada paciente.

En conclusión es importante recordar que el canal lumbar estrecho es una de las causas más frecuentes de alteración en la calidad de vida y función, particularmente de los adultos mayores. Es importante reconocer este problema de forma temprana y dar un tratamiento oportuno, conocer las limitaciones del tratamiento no quirúrgico y saber cuándo es necesario recurrir a un tratamiento quirúrgico, ya que este tiene ventajas demostradas sobre el tratamiento no quirúrgico en la resolución de los síntomas y mejoría en la calidad de vida.

En caso de presentar síntomas relacionados a un canal lumbar estrecho es indispensable consultar a su médico especialista en Ortopedia y Traumatología, el cual podrá iniciar el tratamiento de este problema, lo cual evitará consecuencias a largo plazo en la función de su columna vertebral.

Mensajes Recientes

Deja un comentario