¿Cómo ayuda la fisioterapia en el tratamiento de la escoliosis?

La opción ideal para el tratamiento para escoliosis depende de varios factores, como el nivel de la desviación, la edad del paciente y su salud en general, aunque existen muchos tratamientos comunes que ayudan a la mejoría de este padecimiento y para evitar que evolucione de forma significativa, principalmente para evitar una intervención quirúrgica y mejorar la calidad de vida de los pacientes.

La escoliosis es una desviación de la columna en una curvatura anormal, por lo que puede adoptar una forma de C o de S, que afecta el movimiento, la calidad de vida y puede poner en riesgo su salud en general. Antes de determinar que tratamiento seguir, se debe saber qué tipo de padecimiento es, cuál es su origen, entre otros factores.

La más común es la idiopática, de la cual no se sabe cuál es su origen, y se piensa que se produce sin causa aparente. Suele ser la más prevalente en los niños que no han alcanzado aún la madurez ósea y que, por cualquier motivo, comienzan a desarrollar una curvatura exagerada de la columna, que puede ser gradualmente, por lo que en ocasiones los padres no la notan; o de forma rápida que es mucho más grave y requiere de una atención inmediata.

Las menos comunes son las congénitas, las cuales aparecen desde el nacimiento por una incorrecta formación de las costillas y de la columna vertebral durante la gestación; y la de origen neuromuscular, que es provocada por enfermedades como la parálisis cerebral, la polio y otros padecimientos crónicos que pueden desarrollarse a cualquier edad.

Si tienen alguna sospecha de que sus hijos o familiares sufren de una escoliosis, es fundamental que acudan con un especialista en ortopedia pediátrica para que realicen una evaluación y los exámenes correspondientes para determinar si sufren o no este padecimiento. Para realizar un examen físico de la columna vertebral de los pacientes, por lo regular se optar por pruebas de tacto manual y el test de Adams en donde el niño o joven debe inclinar el tronco hacia delante; en esta posición es posible ver si existe una asimetría en las escápulas y una protuberancia lumbar, que son los principales síntomas de este padecimiento.

Para determinar el diagnóstico de la escoliosis, además de las dos pruebas anteriores, es imprescindible que se realice una radiografía, en la que se verá claramente la columna vertebral para medir el ángulo de Cobb, el cual determina la desviación exacta de la columna, así como la rotación real que hay de las vértebras y el estadio de maduración ósea en la que se encuentra el sistema óseo. En caso de las desviaciones inferiores a los diez grados no suelen tratarse como un padecimiento, pero se establece una supervisión constante para vigilar que no aumenten.

Tratamiento con fisioterapia

De acuerdo con la evaluación del especialista se va a determinar los tratamientos requeridos, aunque, antes que nada, debemos matizar que la escoliosis no desaparece, sino que se busca reducir lo más posible el ángulo de desviación y evitar que aumente para que puedan llevar a cabo sus actividades con la mayor normalidad posible.

Uno tratamiento para escoliosis que no se encuentra muy avanzada es la fisioterapia, en donde un fisioterapeuta, con la asesoría de un ortopedista, trabaja con los pacientes para la corrección de la curvatura de la columna, de acuerdo con el grado de desviación, la edad del paciente y el nivel de madurez ósea del sistema musculoesquelético. La clave de este tratamiento es la constancia en el trabajo de los pacientes, de tal manera que se obtengan los resultados más satisfactorios.

Sin embargo, los pacientes también deben poner de su parte, puesto que es necesario que adquieran un compromiso con la postura que tomarán todos los días durante sus actividades cotidianas, de lo contrario la desviación puede volver a producirse o no se obtendrán los resultados deseados.

Uno de los métodos utilizados en la fisioterapia para el tratamiento de este padecimiento es el conocido como Método Schroth, que fue desarrollado por una fisioterapeuta alemana a la que debe su nombre en la década de 1920 y se basa en la propiocepción, es decir, tomar conciencia de la propia postura y trabajar activamente en ella, la respiración dirigida a la facilitación de los ejercicios y el fortalecimiento muscular.

Aunque las características del Método Schroth son muy complejas, es posible mencionar los puntos básicos con los que se trabaja para lograr una adecuada corrección de la columna vertebral para los casos de escoliosis. En primer lugar, se comienza a trabajar con el autoestiramiento para deshacer las adherencias, liberar a la columna vertebral y elongarla, así como evitar cualquier tipo de lesión muscular.

Se continúa con ejercicios de propiocepción, ejercicios destinados a desrotar las vértebras que están anormalmente rotadas mediante movimientos suaves y constante. Finalmente se realiza la estabilización de la postura mediante el fortalecimiento muscular, puesto que una espalda con músculos fuertes es capaz de liberar a la columna vertebral de parte del peso que soporta y ayuda a mantener una postura erguida.

Mediante estos ejercicios, combinados con otros tratamientos, como el uso de fajas ortopédicas, se pueden obtener resultados muy claros en la corrección de la postura y la disminución y mantenimiento del ángulo de desviación de la columna, lo que evita tener que someterse a otros tratamientos más invasivos, como las intervenciones quirúrgicas.

Por ello, a las primeras señales de algún problema en la columna deben acudir con un médico especialista en ortopedia y traumatología, para que los oriente y los asesore en el tema, sobre el tratamiento y los cuidados que deben seguir para evitar que el padecimiento evolucione.

Los mejores especialistas los podrán encontrar en el consultorio de Ortopedia y Traumatología del Dr. Alejandro Dabaghi Richerand, médico especialista en cirugía ortopédica de la Ciudad de México dedicado a la atención de todo tipo de padecimientos músculo esqueléticos en niños y adultos, donde recibirán la mejor atención y un tratamiento para escoliosis de forma integral. Agenden una cita vía telefónica o por correo electrónico, con gusto los atenderemos.

Mensajes Recientes

Deja un comentario