¿Cómo detectar la escoliosis?

En alrededor de un 80 por ciento de los casos de escoliosis se desconoce la causa que lo provoca, mientras que en el 20 por ciento restante tiene un origen en anomalías congénitas y otros problemas estructurales, que pueden ser neuromusculares o relacionados a algunas otras enfermedades. Este padecimiento de la columna vertebral se trata de una curvatura lateral, anormal y progresiva de la estructura ósea que forman las vértebras; puede presentarse tanto en la parte torácica como en la lumbar.

Se calcula que alrededor del dos al cuatro por ciento de la población a nivel mundial sufre de un grado de curvatura en la columna vertebral, que es de más de diez grados. Se debe tener en cuenta que las curvaturas que son menores a los diez grados no se consideran como una enfermedad, puesto que pueden ser causa de una mala postura y son fácilmente corregibles con una reeducación musculo esquelética.

Los especialistas en ortopedia y traumatología indican que este padecimiento puede afectar a personas de cualquier edad, aunque en general es más frecuente durante la adolescencia y más comúnmente en mujeres. Como mencionamos, en la mayoría de los casos se desconoce la causa y los factores hereditarios son muy poco importantes; en caso de identificar la causa, por lo regular se debe a otras patologías, como las enfermedades congénitas, por ejemplo, la malformación de una vértebra.

Para determinar el tipo de tratamiento para escoliosis se debe identificar el grado de desviación y la edad en la que aparece; puede ser durante la infancia o en la adolescencia, siendo esta última la más común. Por lo general no presenta muchos síntomas, fuera de los reflejados en la estructura física, puesto que la mayoría de las personas que la padecen no registran incidencias de dolor de espalda mayor, hasta que llegan a la edad adulta y la desviación ya es significativa, esto se debe a que normalmente tienden a progresar mientras las vértebras aún están desarrollándose, especialmente en las épocas de mayor crecimiento en estatura.

Al llegar la madurez ósea, que es aproximadamente a los 18 años, se deja de aumentar el grado de desviación, o se disminuye a un ritmo muy leve y casi imperceptible a simple vista.

El tratamiento para escoliosis incluye el uso de aparatos de soporte, la colocación de barras en la columna por medio de una cirugía, o el uso de corsés ortopédicos correctivos, los cuales están diseñados para frenar el desarrollo de las curvaturas en la columna vertebral, más que corregirlas durante periodos de crecimiento. De hecho, no existe ningún estudio científico que demuestre que los corsés reduzcan los grados de desviación, pero sí son eficientes para evitar que aumenten hasta en un 70% de los casos.

Características para detectar la escoliosis

La única manera de determinar el grado de desviación de la columna es mediata un estudio con rayos X realizado por especialistas en ortopedia y traumatología, pero hay ciertas características que muestran las personas que sufren este padecimiento, que son señales claras de una desviación significativa que requiere de un diagnóstico y un tratamiento oportuno.

Las siete características para detectarla son los hombros desnivelados, las caderas desniveladas, es decir, una aparece más alta y prominente; un omóplato más alto y más prominente que otro, la existencia de una giba torácica, también conocida como joroba, causada porque la caja torácica posterior sobresale más de un lado que de otro; una desviación notable en la columna lumbar o torácica, formando una figura curvada o en S de la espalda; en ocasiones una curva lumbar exagerada, triángulos asimétricos entre tronco/pelvis y brazos colgantes.

Si se detectan cualquiera de estas señales, es esencial que acudan con un especialista para un análisis detallado del padecimiento. Entre más jóvenes se reciba el tratamiento más sencillo será detener el avance y corregir la curvatura, y menor la necesidad de una cirugía de espalda.

Opciones de tratamiento

Al tratar la curvatura de la columna, el medico tendrá en cuenta la gravedad de la curva en cada persona, la edad, su estado físico y otros factores. Si es necesario detener la progresión de la curvatura, la primera opción generalmente son los tratamientos no quirúrgicos. Si bien es un padecimiento que sólo puede corregirse totalmente mediante una cirugía, muchas veces nunca avanza hasta el punto en que sea necesaria la intervención.

Cuando se detecta desde niños, lo primero que detecta el especialista en ortopedia pediátrica es la observación del padecimiento, sobre todo en curvas de poco riesgo de empeorar y para aquellos con un antecedente favorable una vez que se detuvo el crecimiento. Esto por lo general implica que un médico realice controles regulares para verificar si la curvatura ha mejorado o empeorado.

En caso de que la curvatura en la columna se encuentre entre los 25° y 40° y el paciente aún está en la etapa de crecimiento, se puede recomendar el uso de un corsé diseñado especialmente para tal padecimiento. El propósito de usar dicho corsé es evitar que la curva de tu columna empeore a medida que crecen.

Para los casos donde la curvatura sea mayor a 45° en una columna ya madura desde el punto de vista óseo, es decir, en pacientes mayores a los 18 años o en curvaturas que no hayan respondido al uso de aparatos ortopédicos, la cirugía es la única solución, y tiene dos objetivos: evitar que la curvatura empeore y corregir la deformidad vertebral.

En Orthodaba, el consultorio de Ortopedia y Traumatología del Dr. Alejandro Dabaghi Richerand, cirujano ortopedista de la Ciudad de México, encontrarán la mejor atención y un tratamiento integral para la escoliosis en niños y adultos, ya que cuenta con una amplia experiencia en los tratamientos relacionados con los padecimientos de columna vertebral. Los invitamos a agendar cita vía telefónica o a través de nuestro sitio web. También pueden visitarnos directamente al consultorio localizado al poniente de la Ciudad de México, para una evaluación integral con los exámenes pertinentes y determinar cuál es el mejor tratamiento para ustedes o sus hijos.

Mensajes Recientes

Deja un comentario