¿Cómo pueden los padres detectar la escoliosis en sus hijos?

 En escoliosis, Ortopedia, Tratamiento para la escoliosis

Detectar la escoliosis a edades tempranas es sin duda la mejor manera de prevenir el desarrollo de este problema. Sin embargo, muchos padres suelen pasar esta patología por alto debido a la falta de información y al desconocimiento de los signos que advierten la necesidad de acudir con un experto. Generalmente, los padres pueden notar una curvatura lateral en forma de S o de C, más para una revisión más detallada, les daremos a continuación algunos consejos de evaluación, que les ayudarán a detectar este problema lo más temprano posible.

La revisión temprana de los padres es también necesaria.

  1. Para empezar, coloquen al niño de pie mirando hacia el frente y busquen la presencia de signos como incrementos en el nivel de la cadera, cintura no pareja, o un hombro más elevado que el otro.
  2. Con el niño de pie, colóquense en su espalda y revisen la presencia de signos como irregularidades en los contornos, una joroba en uno de los lados, falta de curvatura en la columna, aspecto desigual en las caderas (aunque esto puede deberse a una diferencia en las longitudes de las piernas).
  3. Coloquen a su hijo de pie, mírenlo de perfil y revisen la presencia de un arco en la zona lumbar, o una redondez notable en la parte superior de la espalda.
  4. Hagan que el niño encorve su espalda y miren de lado si hay una joroba en la parte alta de la espada, o una irregularidad en el contorno, o si hay un exceso de flexibilidad al curvarse.
  5. Por último, hagan que su hijo se mantenga erguido con los pies un poco separados, que mantenga las rodillas rectas y que junte sus manos, para posteriormente curvarse hacia el frente con las manos llegando hasta las rodillas. Esta prueba es la de mayor utilidad, y una de las que más suelen usar los ortopedistas pediatras pues permite detectar si hay una inclinación mayor de un lado que del otro, si un hombro está más alto que el otro, si hay curvaturas pronunciadas, o si estas no son rectas.

Si sospechan la presencia de escoliosis, acudan con un experto

Esperamos les sea útil esta entrada. Si sospechan que tras esta serie de pasos, su hijo necesita de un tratamiento para la escoliosis, no duden en contactar al Dr. Alejandro Dabaghi Richerand a través del teléfono (55) 52720863.

Publicaciones recientes

Dejar un Comentario

Comience a escribir y presione Enter para buscar