Consejos de los especialistas en ortopedia para evitar la osteoporosis

La osteoporosis es una de las enfermedades más comunes en los adultos mayores, es un padecimiento que se asocia con la pérdida de la masa ósea, el cual tiene como consecuencia que los huesos se deterioren, sean más frágiles y vulnerables a las fracturas o daños. Los especialistas en ortopedia son los médicos encargados de diagnosticar, evaluar y tratar este padecimiento.

Es posible combatir la osteoporosis para evitar los daños más serios, mediante la modificación de ciertos hábitos que son más saludables. Los ortopedistas aconsejan seguir un estilo de vida saludable, sobre todo después de los 40 años, cuando el proceso natural de envejecimiento comienza y los nutrientes no se absorben como en la juventud.

Entre las recomendaciones de los especialistas ortopedistas resulta esencial que siempre se siga una dieta equilibrada, y en especial, en la que se incluyan nutrientes esenciales para los tejidos óseos, como son la vitamina D y el calcio. Los cuales sin duda contribuirán a fortalecer los huesos y evitar que se debiliten con la edad, disminuyendo la probabilidad de que sufran de daños provocados por la osteoporosis.

Por otra parte, también se recomienda realizar ejercicio físico moderado. El ejercicio permite mantener el estado de los huesos y mejorarlo, ya que fomenta su desarrollo, el equilibro y la agilidad, lo que se traduce en menor riesgo de fracturas y un menor desgaste. En ese aspecto, se recomienda realizar ejercicios donde se cargue y descargue su propio peso, algunos ejemplos que pueden realizar las personas mayores son correr, hacer senderismo, el bailar o jugar a deportes de raqueta.

De igual manera, los especialistas en ortopedia recomiendan hacer ejercicios de resistencia, tales como el levantamiento de pesas y la realización de flexiones, relacionadas directamente con el mantener una mayor densidad ósea, fortalecen los huesos y evita los daños en el futuro.

El ejercicio debe de proceder en función de la edad de cada persona y su condición física, además se deben llevar a cabo de manera gradual y moderada. De lo contrario, también pueden provocar un daño inmediato al sistema musculo esquelético; lo más recomendable es realizar 30 minutos de ejercicio al día, y con ello será suficiente para mantener una densidad ósea adecuada, aunque pueden iniciar con cinco a diez minutos al día y aumentar de manera gradual. Si se sienten molestias cardiovasculares o sobrecargas, deben consultar a un médico especialista para que los asesore.

Como mencionamos, la osteoporosis produce una disminución de la densidad de la masa ósea hasta que la pérdida de hueso es tan importante para que aparezcan fracturas con facilidad. Por fortuna, en la actualidad se cuentan con una gran cantidad de herramientas para realizar un diagnóstico precoz y así adaptar el tratamiento a cada persona, para prevenir la pérdida de masa ósea o para combatir la osteoporosis.

Los tratamientos selectivos ayudan a prevenir o diagnosticar el nivel de osteoporosis en cada persona, para ello se disponen de exámenes como la densitometría DEXA, que permite el medir con precisión los niveles de densidad de la masa ósea. Los huesos son porosos, no se trata de una masa homogénea, pero con la osteoporosis se aumenta el número y el tamaño de las cavidades en su interior, lo que los hace más frágiles, disminuye su resistencia a los golpes y se rompen con facilidad.

Las roturas más frecuentes con la osteoporosis son las vértebras de la columna, la cadera y las muñecas; los huesos de la columna vertebral que son afectados por la osteoporosis general grietas que pueden causar que se aplasten entre sí, lo que provoca una fractura de compresión, las cuales pueden ocasionar molestias en la espalda y dolor. Uno de los primeros signos puede ser una pérdida de estatura de unos tres centímetros o más, la cual se considera una señal de osteoporosis.

Las fracturas de muñeca también son muy comunes, ya que dificultan el uso del brazo y de la mano. De acuerdo con la gravedad de la fractura puede también requerir una cirugía para evitar la pérdida de movilidad. La fractura de cadera tiene especial importancia, de hecho se considera un acontecimiento muy grave, puesto que para su tratamiento se requiere una intervención quirúrgica, ingreso hospitalario y supone para el paciente una pérdida de calidad de vida, aunque sea por un periodo relativamente corto de tiempo.

Aproximadamente una de cada tres mujeres y uno de cada cinco hombres mayores de 50 años sufren una fractura osteoporótica en su vida, que puede ser evitada si acuden con un especialista en ortopedia. En personas de edad avanzada supone una patología grave, condicionando incluso la calidad de vida, puesto que la misma enfermedad hace que los huesos sanen menos rápido.

Los especialistas consideran que las fracturas, principalmente las de cadera, son indicativas de osteoporosis cuando se producen tras un traumatismo de baja energía, como una caída cuando la persona está de pie o un impacto leve. Las que son de alta energía, como las que se producen tras un accidente de tráfico, no se consideran un síntoma de esta patología, ya que son consecuencias intrínsecas del impacto.

En caso de que se desarrolle este padecimiento, el único tratamiento para disminuir la probabilidad de las fracturas, además de los consejos que hemos mencionado, es el farmacológico. De manera general, existen tres tipos de medicamentos para tratarla. La mayoría son pastillas que deben ingerirse diariamente. También se pueden encontrar los que se administran por inyección bajo la piel o directamente intravenosa, los menos comunes son los de aerosol nasal, que son los menos comunes.

La frecuencia de consumo, el tipo de medicamento y la cantidad a consumir depende de varios factores, desde la densidad ósea del paciente, la edad, si han tenido fracturas relacionadas con la osteoporosis, su complexión física y las actividades que realizan de manera cotidiana.

Para evitar la osteoporosis y poder tratar las fracturas a tiempo y sin complicaciones, deben acudir de manera periódica con un especialista en ortopedia, como el Dr. Alejandro Dabaghi Richerand, ortopedista pediatra con subespecialidades en el Hospital Shriners para Niños México y University of Michigan Health System, USA. Cuenta con una amplia experiencia en los tratamientos de la escoliosis y deformidades de columna. Pueden agendar una cita a través de nuestro sitio web o visitarnos directamente al consultorio localizado al poniente de la Ciudad de México.

Mensajes Recientes

Deja un comentario