¿Cuáles son los problemas más comunes en los pies de los niños?

 En Ortopedia pediátrica, Ortopedista, Ortopedista pediatría

Los niños también tienen problemas en los pies y puede ser más común de lo que se cree. De tal manera que los niños durante el crecimiento presenten uñas encarnadas, pies planos, dolor en el talón, entre otros, esto dependerá en gran parte por el estilo de vida y que tan activos estén, también por el mismo crecimiento y los factores específicos del niño. En cualquier caso, es importante que se acuda con el ortopedista para que revise la condición del infante y realice un diagnóstico, dé tratamiento y prevenga complicaciones futuras.

Distintas afectaciones en los pies de los niños

Existe una serie de padecimientos que suelen ser comunes en los niños en desarrollo; sin embargo, no hay de qué preocuparse ya que si se detecta a tiempo es posible tratarse, diagnosticarlo, dar el tratamiento adecuado y dependiendo de la patología prevenir una complicación en la edad adulta.

  • Uña encarnada. Es verdad que esta condición puede presentarse en cualquier persona sin importar la edad, sin embargo, sucede que tiene una mayor recurrencia en niños y adolescente.

Una de las teorías de porque pasa más en esta edad es que es muy común que los niños en crecimiento usen con más frecuencia zapatos que les quedan muy justos debido precisamente a su desarrollo.

Las uñas enterradas se dan por lo general en el dedo gordo y se presenta cuando el borde de la uña se alarga hacia la piel, por supuesto, esto se traduce en malestar y puede llegar a ocurrir infección de la zona, si la uña ha estado varios días sin tratamiento.

  • Verrugas plantares. Esta se da en la planta del pie y es provocada por un virus, su apariencia se parece demasiado a la de un callo por lo tanto es común que se confundan, pues también presenta piel gruesa y malestar al caminar. Sin embargo, puede distinguirse una verruga en la planta del pie ya que podrán verse algunos puntos negros que se encuentran dentro de la afectación.

Aunque es posible que este tipo de padecimiento se de en cualquier zona del pie, lo común es que se presenten en la planta ya que es allí donde pueden darse más traumas o lesiones y por donde el virus puede penetrar y causar la verruga. Es normal verlas en niños y adolescentes, se cree que esto ocurre porque a esa edad aún no se ha desarrollado inmunidad a esta afección.

  • Pie plano. Es normal que los padres se preocupen porque sus hijos presenten pie plano, es decir, que los arcos de los pies sean muy pequeños o que ni siquiera existan. Esta es una razón por la que hay que llevar a ortopedia pediátrica al niño o adolescente que lo padece. El pie plano se presenta en la infancia debido al mismo desarrollo y los cambios ortopédicos que se dan en esta etapa.

Al acudir al especialista, determinará cuál será el tratamiento, esto dependerá entre otras cosas si esta condición causa dolor o no al infante y si estas molestias se dan solo en los pies o alcanzan las piernas. También de si presenta complicaciones para caminar o incluso permanecer parado o si es solo un pie el que tiene plano o son los dos.

Es posible que cómo tratamiento se indique la utilización de soportes de arco para que se pueda tener control de la pronación, es decir, tener a raya al arco, evitando que este colapsado y que el pie permanezca extendido por fuera. De aquí la importancia de llevarlo con el ortopedista.

  • Dolor en el talón. Este padecimiento es común que se dé por fascitis plantar; es decir, debido a que el hueso del talón sufre de inflamación justo en la zona del tejido del mismo nombre. Las molestias se presentan cuando el niño está inactivo o activo y lo siente en la parte inferior del talón, siendo muy común ver a adolescentes que se quejen de esto. Una de las causas puede ser porque la persona padece enfermedad de Sever, la cual se presenta en niños que van desde los ocho años hasta los catorce años.

Por otra parte, de pequeños resultan sensibles a estos dolores debido a que el mismo crecimiento y desarrollo provoca que los músculos de la pantorrilla junto con los del tendón de Aquiles se vuelvan tensos, haciendo que se presente una presión fuera de lo normal en el área. Para verificar si su hijo presenta la enfermedad de Sever o el dolor en esta zona del cuerpo es solo un producto de su crecimiento, es importante que lo lleve con un especialista ortopedista en pediatría.

Señales que su hijo necesita atención de un ortopedista

Es importante mantener en observación los pies y piernas de nuestros hijos, aunque los síntomas que se puedan presentar no sean tan fáciles de identificar o percibir, aunado a que los pequeños o adolescentes quizá no sepan bien cómo describir o decir lo que sienten.

Por eso, es sumamente importante llevarlo con un ortopedista a tiempo, de cualquier manera, hay algunas señales que podrá ver y que le darán la pauta para llevarlo a chequeo. En este sentido uno de los síntomas es que su hijo no tiene la facilidad de llevar el mismo ritmo que sus demás compañeros en deportes o juegos, es decir, cuando el pie es plano la condición no es la misma y el cansancio se presenta con más rapidez ya que los músculos de las piernas y pies no tiene la misma funcionalidad.

Por otra parte, si observa que su hijo permanece sentado o decide no participar en actividades que disfruta, puede deberse a malestar en el talón.  Esto causará mucha presión en el área e inflamación dejando al niño sin ganas de moverse porque le dolerá.

Los pequeños pueden no querer mostrar los pies a los demás, ya que si sienten que algo está mal es obvio que no van a querer ir a consulta. Por eso, como padres se debe adquirir la costumbre de revisarlos en la etapa de crecimiento a fin de poder detectar alguna anomalía a tiempo.

Otra señal es cuando el niño se cae constantemente o se tropieza, también cuando sufre de dolor en los pies o piernas. Cualquiera que sea el malestar o anomalía que vea en sus hijos, no lo dude y llévelos a consulta.

Un ortopedista especializado y profesional podrá realizar un diagnóstico y tratamiento adecuado para que presente mejoría y pueda prevenirse una complicación en la edad adulta. En este sentido, el Dr. Alejandro Dabaghi Richerand, cirujano ortopedista es especialista en la atención de padecimientos musculoesqueléticos de niños y adultos, está capacitado para brindar atención personalizada a su hijo, viendo a detalle las características propias del caso.

Llamen al (55) 5272 0863 y agende una cita. Si tiene alguna emergencia puede marcar a (55) 4390-0184, nos encontramos en la dirección C Sur 132 #108, Consultorio 302, Col. Las Américas, CDMX, donde con gusto los atenderemos con gusto y brindaremos la mejor atención ortopédica.

Publicaciones recientes

Comience a escribir y presione Enter para buscar