¿Cuándo llevar a nuestro hijo con un ortopedista?

La traumatología es una de las especialidades médicas que suele atender casos de los menores, esto se debe por la misma actividad que desempeñan, los juegos y las lesiones suelen ir de la mano, en muchos casos esto pasa de forma accidental.

De acuerdo con los especialistas en la rama médica, los problemas musculo esqueléticos se ubican sistemáticamente entre las tres razones principales para consultar a un médico. La Academia Americana de Cirujanos Ortopédicos reveló recientemente en un estudio que 1 de cada 4 personas tiene algún tipo de deterioro musculo esquelético.

Decidir cuándo llevar a los menores a ver a un especialista en ortopedia por una molestia ubicada en el tobillo puede ser muy complicado. Muchas lesiones comunes, como los tobillos torcidos, se curan en pocos días por sí mismos, tan solo se requiere de descanso y primeros auxilios básicos. Por otro lado, esperar demasiado tiempo para ver a un especialista cuando lo necesita el menor puede exacerbar una lesión y provocar problemas más complejos.

Esta guía que les presentamos a continuación les ayudará a conocer todo lo relacionado con la ortopedia, los síntomas que requieren atención médica inmediata y lo que puede esperar en una cita de ortopedia pediátrica.

¿Qué es la ortopedia?

La ortopedia es la rama de la medicina relacionada con el sistema musculo esquelético. Este sistema vital que comprende la columna vertebral, los músculos, los tendones, los ligamentos, los huesos, las articulaciones y los nervios en todo el cuerpo, y sin él, no podríamos llevar una bolsa del mandado, los menores no podrían jugar un partido de fútbol, caminar, correr o estar de pie.

Dadas las numerosas partes del cuerpo en este sistema, existen muchas lesiones que pueden llegar a ocurrir. Los especialistas en este campo tratan aspectos relacionados con la traumatología como son: los esguinces, los huesos rotos y el dolor crónico de espalda, pacientes con deformidades, problemas congénitos, infecciones y tumores óseos, la artritis y la osteoporosis son dolencias comunes.

Existen también aquellos que son expertos en medicina deportiva y tratan con calambres en las piernas, dislocaciones óseas y desgarros en el tendón de Aquiles. Los cirujanos realizan reemplazos de rodilla, cadera y hombro.

¿Cuándo se debe llevar a un menor a consultar a un especialista en ortopedia?

Casi siempre podremos percatarnos cuando debamos llevar a los menores ya que su propio cuerpo nos va a hacer notar que un médico especializado en la traumatología infantil, así que preste mucha atención, aspectos como son el hecho de que el menor no quiera jugar, se sienta sin energía, sin ánimo o presente molestias al hacer movimientos.

Por lo general los menores suelen presentar los síntomas que se enumeran a continuación, no los ignore y acuda inmediatamente con los especialistas en el cuidado infantil:

  1. Dolor intenso y persistente que dura varios días.
  2. Rango de movimiento limitado.
  3. Inestabilidad al pararse, caminar o intentar cambiar de posición.
  4. Enrojecimiento, calor, sensibilidad, hinchazón o rigidez persistentes en el área lesionada.
  5. Fiebre sostenida o peligrosamente elevada.
  6. Dolor, dificultad o falta de resistencia en actividades comunes como subir escaleras o hacer actividades de rutina.
  7. Dolor en las articulaciones que se intensifica mientras descansa el menor.
  8. Falta de mejoría después de varios días de reposo.

Lo que puede esperar durante su visita

Los médicos son responsables del diagnóstico, tratamiento, rehabilitación y prevención de nuevas lesiones. Para hacer un buen trabajo, tienen que tener mucha información sobre la lesión del menor, su estilo de vida y su salud en general.

Cuando vaya a su primera cita, lleve a su hijo con ropa que les permita tener acceso completo al área de la lesión. Si le molesta la rodilla, de preferencia que utilice pantalones cortos.

Preste especial atención a las preguntas que le haga el especialista sobre su hijo, ya que muchas veces, aquellas condiciones médicas que parecen no estar relacionadas con la lesión que presenta el menor, podrían tener una gran influencia en su tratamiento.

Asegúrese de enumerar todos los medicamentos y remedios herbales que le han realizado. Si necesita controlar el dolor del menor, el médico tendrá que asegurarse de que nada de lo que tome sea perjudicial para su hijo.

Es posible que se sienta desconcertado por las preguntas que se le harán en la consulta inicial, pero responda a las preguntas de manera honesta y completa. El especialista está tratando de obtener una idea completa de exactamente cuál es el problema y cómo abordarlo.

Cuando lleve a su hijo con un especialista, una de las primeras cosas que le preguntarán es cómo sucedió la lesión o accidente. Tal vez se resbaló jugando en la escuela, o mientras jugaba en algún centro deportivo, es importante mencionar la forma en que se suscitó la lesión para ayudarlo a sanar y evitar que vuelva a suceder.

Antes de tratar la lesión, el médico le hará un examen físico completo al menor. Además de controlar su ritmo cardíaco y presión arterial, lo más probable es que pongan a prueba sus reflejos, fuerza muscular y rango de movimiento.

Podrían llegar a programarle una resonancia magnética, radiografías o una prueba de esfuerzo, en este sentido la artroscopia es otra herramienta útil para obtener un buen aspecto interior.

En ese procedimiento, el cirujano hace una pequeña incisión en la piel. La fibra óptica les permite estudiar la estructura conjunta en un monitor. Si ven un problema bastante simple, pueden decidir repararlo en ese momento. La artroscopia no es tan complicada como la cirugía convencional, y el tiempo de recuperación es mínimo.

A menos que el diagnóstico sea completamente dependiente de los resultados de la prueba, el especialista recomendará un tratamiento. Puede ser tan simple como hacer ciertos ejercicios en casa o puede incluir varias semanas de terapia física.

Por lo general, la cirugía o el reemplazo se sugieren solo después de que los métodos no invasivos han fallado, alrededor del 80 por ciento de todos los tratamientos se realizan de forma ambulatoria.

Beneficios del tratamiento

El dolor crónico tiene un impacto inconmensurable en la calidad de vida, más en la de un menor que tiene una serie de actividades por delante. La incapacidad de hacer ejercicio como quiera o practicar sus deportes favoritos puede llevarle al aislamiento y la depresión. Es por ello que cuando su hijo sufra alguna lesión en los juegos y en su rutina diaria, lo debe de llevar ante los médicos especializados. Los beneficios que tendrá su hijo serán.

  • Alivio del dolor.
  • Función articular mejorada, recuperación del rango de movimiento y flexibilidad.
  • Aumento de la fuerza.
  • Seguimiento cercano del proceso de curación.
  • Prevención de lesiones.

El Dr. Alejandro Dabaghi Richerand es un especialista en traumatología, por lo que cuando sus menores tengan algún accidente, no deben dudar en llevarlo a consulta con él, obtendrán el mejor tratamiento y los mejores resultados, recuerde: cuando se trata de la salud de los más pequeños del hogar, siempre hay que actuar de inmediato.

Mensajes Recientes

Deja un comentario