Descubran qué es el codo de niñera

 En Ortopedia pediátrica, Ortopedista, Ortopedista Pediatra

Una de las condiciones de salud ósea más recurrentes en menores de 5 años es el codo de niñera, una lesión diagnosticada y tratada por el especialista en ortopedia pediátrica, que consiste en la subluxación del codo, debido a que sus ligamentos, que son bandas elásticas que unen un hueso con otro, son muy flexibles y los huesos son pequeños, lo que hace que sea muy fácil que una pieza se salga de su lugar. Esto puede ocurrir al levantar bruscamente a los bebés, tomándolos de la mano o el antebrazo, por ejemplo, al sujetarlo a punto de caer o de bajar un escalón. Esto ocasiona que el radio se mueva del ligamento.

Cuando hay una dislocación del codo, los niños pueden presentar rechazo a utilizar el brazo lesionado, porque sienten dolor que no pueden expresar, aunque también pueden mantener esa extremidad semiflexionada, apoyada en el cuerpo. Por lo general, no hay hinchazón ni deformidad, motivo por el cual la lesión a menudo pasa desapercibida por los padres; se manifiesta con conductas irritables, dolor inmediato en el brazo dañado, llanto, imposibilidad de realizar movimientos, y ansiedad.

Cuando se sospecha de un codo de niñera, los niños deben ser llevados a una sala de emergencias para ser tratados por el ortopedista pediatra, quien mediante estudios, podrá determinar la gravedad de la lesión y la mejor manera de corregirla. Esta afección se diagnostica mediante un examen físico, por lo general, por eso es importante que acudan pronto a atención traumatológica urgente.

El ortopedista determinará el tratamiento específico para el codo de niñera de sus hijos, en función de la edad, el estado general de salud y la historia médica; la magnitud de la lesión; la tolerancia que sus niños muestren a determinados medicamentos, procedimientos o terapias; las expectativas de la evolución de la afección; y la opinión o preferencia del experto, de acuerdo con la valoración previamente realizada.

Comúnmente, el traumatólogo procede a hacer unas maniobras suaves para reubicar el codo; es posible que los niños presenten algo de dolor, pero al cabo de 5 o 10 minutos, están utilizando el brazo lesionado, sin ningún tipo de molestias. Además, el especialista puede considerar necesario recetar ciertos fármacos, como analgésicos o antiinflamatorios.

Para el tratamiento de lesiones músculo-esqueléticas en niños y adolescentes, el doctor Alejandro Dabaghi Richerand es la mejor opción, porque es un profesional altamente capacitado y con los conocimientos para brindarles a sus hijos una atención amable y oportuna. Si desean agendar sus citas, solo deben comunicarse a través de los números de teléfono disponibles en su sitio web.

Publicaciones recientes

Dejar un Comentario

Comience a escribir y presione Enter para buscar