El desarrollo de la cadera, sus causas y factores de riesgo

La displasia del desarrollo de cadera que es atendida por profesionales en ortopedia pediátrica como el Dr. Alejandro Dabaghi Richerand, es una afección congénita que se relaciona con la articulación de la cadera. Se trata de una dificultad que se estima ocurre una vez por cada mil nacimientos, la cual puede causar complicaciones a los afectados. Pero, ¿Cómo ocurre y que factores permiten su aparición? De responder a ello nos encargaremos en esta nueva entrada de nuestro blog.

¿Cuáles son las causas?

A menudo, un género (ya sea masculino o femenino) resulta afectado con más frecuencia que otro. Sin que haya aún una explicación clara del todo, se sabe que la displasia de cadera es más atendida por un ortopedista pediatra en los niños que en las niñas.

Pese a la incertidumbre que hay en torno a esta afección se cree que una de las causas ambientales que contribuye a la formación de la displasia es la respuesta de los bebés a las hormonas maternas mientras están en gestación. Otra causa es la presencia de un útero apretado el cual evita los movimientos del feto. Cabe agregar que, a causa de la posición uterina, la cadera izquierda suele estar más propensa a la displasia que su contraparte.

¿Cuáles son los factores de riesgo de la displasia del desarrollo de la cadera?

Los bebés que son primogénitos presentan un riesgo mayor debido a que el útero es pequeño aún con lo cual el espacio para los movimientos fetales es limitado. Otros factores de riesgo pueden ser:

  • Antecedentes familiares del problema, o que posean ligamentos muy flexibles.
  • Las posiciones de los bebés durante la gestación.
  • Vínculos con otras dificultades ortopédicas entre las que destacan deformidad del pie zambo, metatarsus adductus, deformidad del pie zambo, condiciones congénitas entre otros síndromes.

Esperamos les haya gustado esta entrada. No olviden contactar al Dr. Alejandro Dabaghi si desean la ayuda de un especialista en ortopedia y traumatología infantil.

Mensajes Recientes

Deja un comentario