Enfermedades comunes y prevenciones en adultos de la tercera edad

En Blog

Una frase popular muy común es la de “los años no pasan en balde”, y aunque queramos negarla, es muy cierta, ya que conforme la edad avanza nuestro cuerpo va envejeciendo y con ello ocurren cambios físicos. Sin embargo llegar a la vejez no debería ser un proceso traumático y mucho menos doloroso, puesto que ya tuvimos toda una vida para enfrentarnos a los problemas difíciles.

Las personas adultas mayores deberían vivir tranquilas en su hogares viendo cómo crecen sus nietos, o yéndose a pasear por lo años que no pudieron hacerlo. Pero lamentablemente algunos adultos se tienen que enfrentar a enfermedades típicas de la edad y del desgaste físico que por mucho que quieran evitar, suelen llegar.

La ortopedia DF suele encargarse de tratar los problemas musculo-esqueléticos de estas personas para otorgarles una mejor calidad de vida; actualmente el promedio de vida ha aumentado, especialmente por los equipos médicos que han ayudado a que los tratamiento sean mucho más efectivos, por lo cual no debe pensar que por su edad, ya no podrá estar en buena salud nunca más. Sin duda, las cosas se complican un poco, debido a que su cuerpo ya no se regenera tan fácil y sus músculos y hueso se debilitan, pero siempre hay alternativas que pueden ayudar a que estos efectos se reduzcan y su cuerpo pueda seguir funcionando adecuadamente.

Primero que nada hay algunas prevenciones que la ortopedia DF recomienda tomar en cuenta para evitar lesiones en adultos de la tercera edad. Es importante tener escaleras iluminadas y con pasamanos; pisos antiderrapantes y agarraderas, sobre todo en los baños; tener teléfonos cerca, ya sea en las recámaras, sala y cocina, o en los pasillos; también es importante evitar cables atravesados y alfombras o tapetes sueltos.

Si toman medicamentos, tener en cuenta los efectos secundarios por si hubiera mareos o desmayos, y en caso de tener mascotas, deben estar muy bien entrenadas para que no causen desorden. En caso de practicar alguna actividad física  es necesario que sea acorde a su edad y sus capacidades, puede ser yoga, natación, caminata, y parecidos. No se deben realizar actividades de impacto o donde los golpes sean recurrentes. También es importante que duerma y se alimente bien para mantener nuestro cuerpo recuperado.

Algunos de los problemas más recurrentes de ortopedia DF en adultos de la tercera edad son las fracturas de cadera, muñecas y hombros, osteoporosis, y la osteoartritis o artritis en manos, pies, cadera y rodillas. Esta última es bastante compleja porque se presenta con varios síntomas diferentes, y suele pensarse como una sola enfermedad. En términos simples, la artritis se refiere a una enfermedad o anomalía en las articulaciones que en consecuencia puede resultar con dolor, rigidez y pérdida del movimiento articular.

En caso sencillos, el malestar puede darse únicamente en una articulación, pero en casos más avanzados o graves, el dolor se presenta en varias articulaciones al mismo tiempo. Estos dolores pueden aparecer de forma gradual e ir aumentando, o desaparecer después de un tiempo; también pueden llegar a ser crónicos, e ir y venir. Lo que impide que con el paso de la enfermedad nuestra mano deje de moverse adecuadamente es que las articulaciones se desgastan cada vez más y ya no pueden realizar su función normal.

Los tipos más comunes de artritis son la osteoartritis y la artritis reumatoide. La primera se caracteriza por el desgaste de los cartílagos que se encuentran en los extremos de los huesos, lo cual condiciona una disminución en la movilidad, dolor y en estadíos avanzados perdida de la estabilidad de la articulación. Este tipo de artritis es de tipo no inflamatoria y habitualmente se presenta en personas mayores o como consecuencia de procesos traumáticos o congénitos que comprometen la biomecánica normal de la articulación, se desarrolla lentamente, y tiene periodos cortos de rigidez.

La segunda es de tipo inflamatoria, haciendo que haya un desgaste del cartílago articular secundario a la presencia de células inflamatorias; hay varios tipos que pueden afectar una o varias articulaciones y tiene los mismos síntomas que la osteoartitis sin embargo se asocia a un mayor tiempo de rigidez matutina aumento en la temperatura localmente y en ocasiones a síntomas sistemáticos asociados.Este tipo puede ocurrir también mas frecuentemente en personas más jóvenes.

La ortopedia DF trata este tipo de enfermedades con medicamentos que ayuden a manejar el dolor y la inflamación; si la enfermedad no ha avanzado lo suficiente o a penas comienza, algunos pueden ayudar a retardar el desgaste de las articulaciones. En algunos casos de artritis reumatoide, los medicamentos clásicos nos son suficientes, puesto que es una enfermedad que avanza rápido. Si se diagnostica esta enfermedad es importante referir al paciente con el reumatólogo ya que es el especialista indicado para el tratamiento de el proceso inflamatorio; sin embargo el ortopedista será el encargado de tratar las secuelas que pudiesen resultar de esta enfermedad.

Si ya eres un adulto de la tercera edad, tus visitas con el médico deben ser más recurrentes para que esté al tanto de todos los cambios que va sufriendo tu cuerpo. La ortopedia DF actual ha visto evolucionar tratamiento que pueden ayudarte a tener una mejor calidad de vida.

El Dr. Alejandro Dubaghi Rricherand se enfoca en padecimientos musculo-esqueléticos en todas las edad,  y también en cirugía articular. Un diagnostico a tiempo y certero podrá brindarte muchas más posibilidades de recuperación y una mejor calidad de vida, por lo que debes contar con un médico que pueda atender todas tus necesidades.

Mensajes Recientes

Deja un comentario