Importancia de la rehabilitación

En Blog

especialista traumatólogoAl hablar de rehabilitación es bastante común que la primera imagen que venga a nuestra cabeza sea el proceso por el que tienen que pasar aquellas personas que padecen de alguna adicción a sustancias como el alcohol y otro tipo de drogas para recuperarse.

Sin embargo, es un término muy amplio que incluye todas aquellas técnicas y procedimientos encaminados a la recuperación de una persona que ha atravesado por un periodo en el que sus capacidades funcionales, ya sean físicas o mentales, se han visto afectadas. Por ello, la rehabilitación y todas las medidas que comprende, son fundamentales para lograr la recuperación de una persona que, por un traumatismo, enfermedad congénita o adquirida, ha pasado por un periodo de incapacidad físico, social y/o psicológico.

A pesar de que la rehabilitación sea clave para la recuperación de una persona, en un país como México en el que el acceso a servicios médicos puede ser complicado, es muy frecuente que las personas no sigan un proceso de rehabilitación posterior al tratamiento de algún padecimiento. Hablando en específico de los casos en que se presentan problemas a nivel físico, sobretodo afectando el estado de músculos, ligamentos, tendones, articulaciones y huesos, por lo regular las personas dejan pasar los síntomas que indican que algo anda mal, ya sea por falta de recursos económicos para acudir a consulta con un especialista traumatólogo o de otra índole, porque no se le da suficiente importancia al malestar, o bien, porque la simple idea de visitar un consultorio médico causa temor.

Lo que no se considera en esos casos es que la falta de atención médica puede llegar a generar complicaciones mayores que afecten la calidad de vida incluso de manera permanente. Para evitar que un problema derive en otros de mayor gravedad se recomienda que en el momento en que se identifican los primeros síntomas de cualquier padecimiento, se programe una consulta médica y se siga el tratamiento recetado por el médico.

Sin embargo, el diagnostico y un tratamiento oportuno en ocasiones no resultan suficientes para permitir a una persona que sufre de alguna lesión o enfermedad que afecta a su sistema musculoesquelético, se recupere completamente. Al visitar a un especialista traumatólogo, además de recibir indicaciones respecto al tipo de cuidados que se debe tener para mejorar el estado de la lesión o enfermedad y evitar que el daño sea mayor, se indica un programa de rehabilitación que se debe seguir minuciosamente, pues sólo así se logrará una recuperación satisfactoria.

La rehabilitación es un proceso que, como hemos mencionado, tiene como finalidad recuperar, desarrollar y fortalecer las capacidades físicas del paciente para alcanzar una recuperación adecuada. Este proceso incluye la aplicación de técnicas y métodos terapéuticos elegidos a partir de las características del padecimiento, del estado de salud del paciente y de los objetivos que desea alcanzar. A pesar de todos los beneficios que se pueden obtener de un programa de rehabilitación, no es nada extraño que los pacientes suspendan el proceso, o bien, que ni siquiera lleguen a iniciarlo, pues con el tratamiento y la administración de algunos fármacos llegan a sentirse bien físicamente y piensan que ya están del todo recuperados.

Esto puede tener consecuencias severas, como que una lesión se convierta en crónica o que se incurra constantemente en lesiones del mismo tipo provocando incapacidades cada vez mayores que pueden llegar a ser permanentes, y la única manera de reducir las probabilidades de que este tipo de situaciones se presenten es siguiendo el tratamiento y rehabilitación hasta el fin tal y como el especialista traumatólogo lo indicó.

El tratamiento y rehabilitación en muchos casos suelen ir de la mano e incluir terapias físicas que además de ayudar al paciente a disminuir el dolor y la inflamación, estimulan la regeneración de tejidos, aumentan la circulación sanguínea, fortalecen el cuerpo y, en términos generales, contribuyen a una recuperación exitosa.

Las terapias físicas incluyen ejercicios físicos y la aplicación de técnicas de fisioterapia como la termoterapia, la masoterapia, la electroterapia y la hidroterapia que alivian los síntomas y contribuyen a recuperar movilidad, fuerza, elasticidad y resistencia. Es importante mencionar que los programas de rehabilitación se diseñan de manera personalizada para cada paciente y si se ejecutan correctamente, los resultados pueden comenzar a verse incluso a corto plazo.

Parte importante de la terapia física también es acompañar al paciente en el proceso de recuperación  sin dejar a un lado el aspecto psicológico que acompaña a una lesión ya que se ve afectada de manera temporal o permanente su movilidad, lo que además de exigir la suspensión de muchas de sus actividades, puede reducir su autonomía, dando como resultado ansiedad. Los traumatólogos trabajan de la mano con especialistas en otras áreas, ya que sólo de esta manera el paciente logrará una recuperación integral.

Como puedes ver, son muchas las razones por las que la rehabilitación es una parte fundamental en el proceso de recuperación de una lesión ocasionada por traumatismo o enfermedad congénita o adquirida y por ningún motivo se debe pasar por alto. En próximas entradas en este blog hablaremos de  cómo es que se diseña un programa de rehabilitación y de algunas de las técnicas más empleadas para la recuperación tras una lesión en el sistema musculoesquelético.

Recuerda que en Orthodaba contamos con la atención del Dr. Alejandro Dabaghi, especialista traumatólogo con certificación del Consejo Mexicano de Ortopedia y Traumatología. Agenda una cita desde nuestro sitio web, para nosotros será un placer atenderte.

Mensajes Recientes

Deja un comentario