La espina bífida y sus tipos

Entre las afecciones que trata un especialista en ortopedia pediátrica destaca la llamada espina bífida, a saber, una condición que afecta la columna vertebral y que se manifiesta generalmente al nacer. Se trata de un tipo de defecto del tubo neural que puede presentarse en cualquier lugar a lo largo de la columna vertebral si dicho tubo neural no se cierra completamente.

Cuando esto último ocurre, la columna vertebral cuya función es proteger la médula espinal no se forma ni cierra como debería, lo que con frecuencia resulta en daños al sistema nervioso.

Ahora bien, esta condición puede causar discapacidades tanto físicas como intelectuales en diversos grados dependiendo de: el tamaño y la ubicación de la abertura en la columna vertebral; si parte de la médula y los nervios resultan afectados, así como a los tipos de espina bífida. Entre dichos tipo, los cuales son tratados por un ortopedista pediatra destacan los siguientes:

  • Se trata tipo de mayor gravedad. Bajo esta condición, un saco de líquido sobresale por una abertura en la espalda del infante en el que parte de la médula espinal y de los nervios se encuentran contenidos y dañados. Este tipo deriva en discapacidades de moderadas a graves, por ejemplo, dificultades que afectan la manera en que las personas van al baño, pérdida de sensibilidad en pies y piernas así como la imposibilidad de mover estas extremidades.
  • En este tipo, un saco de líquido sobresale por una abertura en la espalda del bebé. Sin embargo, a diferencia del primer tipo, la médula espinal no se encuentra en dicho saco. Asimismo hay poco o ningún daño nervioso, por lo que este tipo suele causar discapacidades menores.
  • Espina bífida oculta. Se trata del tipo más leve de espina bífida. En este se presenta un pequeño espacio en la columna vertebral, aunque a diferencia de los dos tipos citados no hay ni una abertura ni un saco en la espalda del bebé, por lo que la médula espinal y los nervios suelen ser normales. Cabe agregar que suele descubrirse hasta finales de la infancia o la edad adulta.

Esperamos les haya gustado esta publicación. No olviden contactar al Dr. Alejandro Dabaghi si desean el respaldo de un ortopedista DF. ¡Gracias por su visita!

Mensajes Recientes

Deja un comentario