Lesiones en las rodillas de los niños, consulta frecuente en traumatología infantil

En Blog

Muchas enfermedades del sistema músculo-esquelético en los niños son de origen congénito o degenerativo, a causa de enfermedades o de trastornos del sistema óseo en crecimiento, que solo los especialistas en traumatología infantil pueden tratar de forma adecuada, con el fin de evitar consecuencias a largo plazo. Sin embargo, las lesiones en las rodillas son comunes en la infancia, especialmente en los niños que juegan deportes o que tienen accidentes a consecuencia de descuidos; las rodillas se lesionan con frecuencia a causa de la actividad deportiva, siendo más frecuentes los daños en los niños que en las niñas, entre las edades de ocho y quince años, y que participan en deportes de contacto y competencia. La mayoría de las lesiones no son consideradas de gravedad, especialmente si son tratadas a tiempo y por parte de un experto.

Los traumatismos agudos de rodillas en niños pueden provocar lesiones fisarias o fracturas, así como esguinces o roturas en los ligamentos, los cuales son tratados por medios terapéuticos o quirúrgicos en los grados más avanzados, dependiendo de la madurez ósea y fisiológica del menor.  En muchas ocasiones, los niños sufren de trastornos congénitos que se relacionan con la aparición de ligamentos cruzados, lo que puede complicar el tratamiento, sin embargo los niños sin historial de traumatismo ni de alteraciones del desarrollo evolucionarán mejor ante el tratamiento.

Para realizar el diagnóstico de una lesión en la rodilla se requieren tres parámetros básicos: la exploración física, la historia de la lesión y los estudios de imagen; una lesión leve o superficial puede ser tratada por un médico general, con desinflamatorios locales y orales, sin embargo un daño más profundo debe ser evaluado por un especialista en traumatología infantil, especialmente si se aplicaron fuerzas de rotación externa en la rodilla, provocando la rotura de los ligamentos, o golpes directos en la parte anterior de la tibia que podrían provocar graves daños. Del mismo modo si en el momento de la lesión se pudo percibir un sonido, si se presenta una desinserción en los meniscos o la inflamación no cede con los medicamentos se requiere visitar al especialista aunque ya se haya recibido atención por parte de un médico general.

El dolor es un indicador de la severidad de las lesiones, ya que los dolores intensos y agudos son signos de roturas de ligamentos o de daños en la placa fisaria, también es un indicador el sentir inestabilidad al tratar de cargar el peso del cuerpo sobre la extremidad que recibió el daño. Muchos deportistas, especialmente los más jóvenes, se levantan en intentan seguir jugando tras haber sufrido una lesión, sin embargo se requiere precaución en estos casos para prevenir dañar más los ligamentos o provocar una fractura; tras un impacto o traumatismo donde aparece inflamación, aunque sea moderada se requiere de reposo y de atención médica inmediata.

Muchos adultos con dolores o inestabilidad crónica en las rodillas fueron deportistas asiduos que no tuvieron el cuidado adecuado durante sus actividades deportivas; en estos casos, el paciente afectado indica que su rodilla se siente inestable en ciertas posiciones, lo que podría indicar lesiones en los meniscos o en los ligamentos, por lo que se recomienda la exploración física para encontrar la causa de los síntomas del paciente. La inestabilidad en las rodillas podría ocasionar fallas durante la marcha, pero también un dolor tan intenso que puede llegar a ser incapacitante, o alejar al paciente de la práctica deportiva.

En un paciente infantil, la exploración física de la rodilla lesionada es la prueba que arroja el mejor diagnóstico, ya que permite conocer la localización y la severidad del daño, sin embargo puede ser más difícil evaluar clínicamente a un niño que a un adulto, pues los pequeños suelen estar asustados tras un traumatismo, así como llorar y quejarse mucho, lo que provoca dificultad para relajar los músculos; esta situación provoca que sea más difícil evaluar la laxitud y el arco de movilidad. Por ello también es recomendable acudir con un especialista en traumatología infantil, con experiencia en el trato con niños pues además desarrollan un “ojo clínico” especial para la exploración visual y la detección de las lesiones y de las posibles deformidades a causa de padecimientos congénitos.

De todos modos, es probable que el especialista indique estudios radiográficos para confirmar su diagnóstico clínico, así como para identificar lesiones de la placa fisaria, óseas u osteocondrales y conocer con mayor precisión la gravedad del daño y el tratamiento recomendado.

El tratamiento de una lesión de rodilla suele ser ortopédico, con el uso de órtesis o férulas para mantener inmovilizada la articulación y disminuir el dolor y la inflamación, también suelen indicarse ejercicios de potenciación muscular como elevar las piernas y fortalecer los músculos cuádriceps e isquiotibiales, para lo que se puede utilizar una carga moderada que permita el control y reforzamiento muscular. Una vez que la rodilla se encuentre libre de dolor, exista una fuerza muscular adecuada y se pueda mover completamente, se puede reanudar la carrera, mientras que la actividad deportiva solo se retomará hasta que la fuerza muscular de la pierna lesionada sea igual que la de la pierna sana. El tratamiento puede durar de dos a cuatro semanas, según lo crea conveniente el especialista.

La reparación quirúrgica de las lesiones de rodilla en niños es muy poco frecuente y solo es necesaria en algunos casos. Tras una lesión se recomienda aplicar hielo de forma local, realizar ejercicios de estiramiento y la medicación como la prescriba el especialista para desinflamar y aliviar el dolor; la prevención es la mejor solución para estas lesiones, para lo que se recomienda los ejercicios de estiramiento antes y después del deporte, así como darle días de descanso a los músculos para prevenir que estos se encuentren fatigados. En Orthodaba encontrarás a los mejores especialistas en traumatología infantil en la ciudad de México, llámanos hoy mismo y programa tu consulta de valoración con nuestros expertos.

Mensajes Recientes

Deja un comentario