Lo que necesitan saber sobre la escoliosis en infantes

La escoliosis es un padecimiento de la columna, que causa que esta se curve hacia un lado, asimismo puede afectar cualquier parte de la columna vertebral, aunque las regiones más comunes se encuentran en el nivel del tórax y en la parte inferior de la espalda. En la mayoría de los casos en infantes, el tratamiento no es necesario, ya que la curva se corrige con el crecimiento. Sin embargo, en función del grado de curvatura y la edad del niño, se recomienda una combinación de aparatos ortopédicos y sesiones de fisioterapia, ya que en realidad un número reducido de pacientes requiere de cirugía. Entre las complicaciones de esta anomalía destacan dolor crónico, deficiencias respiratorias y disminución de la capacidad de hacer ejercicios.

Las personas afectadas poseen una curva en forma de C o S en su columna vertebral, la cual puede aparecer a cualquier edad, aunque regularmente se presenta desde los 10 o 12 años, o durante la adolescencia. Las razones del cambio en la forma generalmente se desconocen, pero algunos casos están relacionados con la parálisis cerebral, la distrofia muscular, la espina bífida y los defectos congénitos. Aquellas curvas estructurales son permanentes y pueden deberse a otra condición, mientras que las no estructurales son temporales y es probable que desaparezcan con el tiempo. Como se mencionó, la mayoría de los niños con este padecimiento tienen una curva leve que no necesita tratamiento.

El médico recomendará hacer un seguimiento cada 4 o 6 meses para controlar la curva de la columna, asimismo, tendrá en cuenta los siguientes factores al decidir las opciones de tratamiento:

  • Las mujeres son más propensas que los hombres a tener esta afección que empeora gradualmente.
  • Gravedad de la curva. Cuanto mayor es la curva, mayor es el riesgo de que empeore con el tiempo. Las curvas en forma de S, también llamadas “curvas dobles”, tienden a empeorar mientras que las curvas en forma de C tienen menos probabilidades de agravarse.
  • Posición de la curva. Una curva que se encuentra en la parte central de la columna vertebral es más probable que empeore, en comparación con las curvas en la sección inferior o superior.
  • La madurez ósea. El riesgo de agravamiento es menor si los huesos de la persona han dejado de crecer.

Ahora bien, a menudo se usa un yeso para la columna de los menores de edad. Este se adjunta a la parte exterior del cuerpo del paciente y se usa en todo momento, asimismo, debe cambiarse conforme el crecimiento del niño.

Si se padece una escoliosis moderada y los huesos aún están creciendo, el médico puede recomendar un aparato ortopédico, ya que esto evitará una mayor curvatura, pero no la curará ni revertirá. El aparato ortopédico normalmente no restringe el movimiento, por lo que si el niño desea realizar actividades físicas, puede retirarlo temporalmente. Ahora bien, con respecto a las llaves para menores, existen dos tipos:

  • Órtesis toracolumbosacra. Está hecha de plástico y diseñada para ajustarse perfectamente alrededor de las curvas del cuerpo.
  • Corsé de Milwaukee. Es una llave de torso completo que cuenta con un anillo para el cuello, con descansos para el mentón y la parte posterior de la cabeza. Este tipo de aparato ortopédico solo se usa cuando el primer tipo no es viable o efectivo.

Como se dijo, dicha afección normalmente se manifiesta en la infancia o en la adolescencia; la forma más común aparece en adolescentes y es conocida como escoliosis idiopática, esta puede afectar a niños desde la edad de 10 años, y los síntomas más comunes son: cabeza ligeramente descentrada, caja torácica asimétrica, así como costillas a diferentes alturas, cadera irregular, la ropa no cuelga apropiadamente, hombro u omóplato más alto que el otro; posición inclinada constante, longitud desigual de las piernas. En los bebés pueden presentarse síntomas como: bulto en un lado del cofre, posición curvada constante, problemas con el corazón y los pulmones que causan dificultad para respirar, así como dolor en el pecho.

Cabe agregar que si no se tratan los casos severos de padecimiento en los menores, pueden surgir problemas en etapas posteriores de su vida, como deterioro de la función cardíaca y pulmonar. Con respecto a tales casos severos, la afección puede progresar con el tiempo; en estos casos, el médico puede recomendar la fusión espinal, a saber, una cirugía que reduce la curva de la columna vertebral y evita que empeore. Las cirugías implican los siguientes aspectos:

  • Injertos óseos. Dos o más vértebras, que son huesos de la columna vertebral, son conectadas con nuevos injertos óseos. A veces se usan varillas de metal, ganchos, tornillos o alambres para mantener recta una parte de la columna, mientras sana el hueso.
  • Cuidados intensivos. La operación dura de 4 a 8 horas, y después de realizarse el niño es transferido a una unidad de cuidados intensivos donde se le administra líquido intravenoso para aliviar el dolor. En la mayoría de los casos, el paciente abandona la unidad de cuidados intensivos dentro de 24 horas, aunque es posible que requiera permanecer en el hospital de una semana a 10 días.
  • Recuperación. Los niños generalmente pueden regresar a la escuela pasadas 4 a 6 semanas tras la operación, asimismo pueden participar en deportes aproximadamente pasado un año. En algunos casos se necesita de un aparato ortopédico para la columna vertebral durante aproximadamente medio año.

Como dato final, el paciente tendrá que regresar al hospital cada 6 meses para alargar las varillas. Por lo general, se trata de un procedimiento ambulatorio, por lo que el paciente no necesita ser hospitalizado. Con respecto a las barras, estas serán removidas quirúrgicamente cuando la columna haya crecido.

Sin duda se trata de un malestar capaz de agravar la vida los menores, sin embargo si se toman las debidas precauciones es posible evitar que empeore y les afecte durante su crecimiento. Esperamos que esta publicación haya sido amena así como útil, por ahora debemos darla por concluida aguardando su pronta visita para que conozcan más información en torno a los servicios del Dr. Alejandro Dabaghi Richerand. No olviden comunicarse con él si sospechan que su hijo padece de escoliosis para recibir el mejor y más oportuno tratamiento.

Mensajes Recientes

Deja un comentario