Ortopedia Pediátrica

Bienvenidos sean a una nueva entrada de este blog. Esta ocasión les hablaremos sobre la ortopedia pediátrica, con la que miles de niños con problemas musculoesqueléticos tienen la posibilidad de superar la incapacidad y vivir con calidad.

Sobre las ortopedias pediátricas.

El desarrollo locomotor es la obtención de aquella capacidad motriz para la interacción móvil con el medio ambiente. Si el sistema musculoesquelético y el neurológico se encuentran normales, aumenta el desarrollo de dicha capacidad durante el crecimiento. Las variaciones locomotoras son recurrentes, y son causa de preocupación por parte de los padres, así como materia de estudio y tratamiento de los ortopedistas.

Dichas variaciones suelen seguir un patrón, por ejemplo, en los infantes que comienzan a caminar y suelen tropezar con sus pies, lo cual es una variación que puede corregirse, en los niños cuyas piernas se cruzan primero para después alinearse correctamente como en los adultos, entre muchos otros casos. Haciendo alusión a casos más extremos, algunas variaciones como la parálisis cerebral en los niños generan desviaciones del tipo patológico que trastornan el desarrollo locomotor normal, y producen incapacidad.

El reto de los ortopedistas pediatras es comprender y reconocer lo que es un desarrollo sin anomalías, así como detectar y tratar adecuadamente las desviaciones patológicas. Para la consecución de estos objetivos, es importante que los ortopedistas infantiles sean capaces de distinguir las variaciones fisiológicas de las enfermedades que afectan la capacidad locomotora. Es igualmente de suma importancia, contar con las aptitudes para tratar correctamente no sólo a los niños sino también la preocupación de los padres y allegados, asimismo, procurar la protección de los pacientes menores de los efectos perjudiciales de tratamientos inefectivos e innecesarios.

Con el fin de mejorar la comunicación entre los padres y los ortopedistas pediatras, es conveniente tener en claro algunos conceptos. Las “variaciones del desarrollo”, suceden en menores con condiciones normales, tienden a solucionarse en breve, generan diagnósticos de escasa incapacidad y muy rara vez ocasionan malestares en el organismo de los niños. Las “desviaciones patológicas”, son provocadas por enfermedades, se presentan con rareza, frecuentemente se vuelven en problemas de mayor seriedad con el paso del tiempo, producen retrasos locomotores, dolores limitaciones e incluso generan deformidades. Este tipo de desviaciones requieren de tratamiento y su diagnóstico temprano es de importancia vital.

Otro término muy usado es el de “normalidad” o “media”, lo cual cae en 2 DS (desviación del tipo estándar)  de la media por sexo y edad del infante. Aquellas medidas fuera del rango de normalidad pueden o no ser fuente de incapacidad. Casi todas las enfermedades se desvían fuera de dicho rango. Es importante tener este concepto en mente cuando se este tratando a un niño, que como ya se ha dicho tiene variaciones en la angulación y rotación de sus extremidades.

Por lo cual esto cobra gran importancia al momento de valorar a un paciente pediatrico, ya que en muchas ocasiones es visto con una morfología diferente a la de un esqueleto maduro. Esto hace que los padres a veces actúen muy sobreprotectores lo que es para nada ventajoso ya que hacen que el niño se sienta anormal. Tal situación deriva en un decaimiento de la autoestima y una posible alteración funcional durante la adultez. También se suele oír mucho sobre los padecimientos de origen genético, los cuales se traducen como condiciones recurrentes dentro de las familias como las anteversiones femorales o la talla baja.

Más información sobre la ortopedia pediátrica.

El cuerpo tanto de los hombres como de las mujeres comienza su formación desde que son embriones y se encuentran dentro del vientre de las madres; desde entonces viven una evolución continua que si bien, al nacer ya cuentan con todo lo preparado para crecer en el mundo, aún no disponen de las capacidades suficientes que poseen las personas adultas. El sistema musculoesquelético de los infantes necesita de protección y cuidados para que consiga formarse por completo y se vuelva fuerte y autosuficiente como el de los individuos maduros.

Con lo dicho se entenderá que las distinciones entre el mencionado sistema de un niño y el de un adulto, no sólo se refieren al volumen y tamaño: entre ellos hay diferencias sustanciales con respecto al desarrollo. Los niños continuarán transformando su musculatura con frecuencia, el rango de la movilidad de sus articulaciones, así como sus huesos en crecimiento. Tal proceso presenta aumentos de la masa muscular, adquisiciones de nuevas aptitudes locomotoras, entre otras adaptaciones.

La ortopedia pediátrica y traumatología infantil se dedican en general a tratar las lesiones presentes o futuras de los niños. Estas pueden presentarse en los recién nacidos o derivan de otras causas durante el desarrollo en la infancia primaria, por lo que, si existe entre los padres y los especialistas, una colaboración constante con una comunicación fluida es posible la detección temprana y correcta de problemas. Puesto que un síntoma cualquiera, por ejemplo, una fractura, puede abarcarse y tratarse desde diversos enfoques, según la edad del infante, resulta indispensable el respaldo de expertos con saberes específicos sobre las dificultades traumatológicas de los niños. La ortopedia para infantes se encarga de monitorear el desarrollo locomotor de los menores, y de realizar controles en cuanto a postura, cadera, columna, piernas, entre otras articulaciones se refiere.

Con lo dicho se entenderán tanto las generalidades como las especificidades de la ortopedia pediátrica. Esperamos que esta entrada les haya agradado, estimados lectores, por ahora nos despedimos, haciéndoles una invitación para que contacten al Dr. Alejandro Dabaghi Richerand si necesitan los servicios de un ortopedista pediatra altamente capacitado. Despreocúpense, con el Dr. Alejandro Dabaghi Richerand la salud de sus hijos estarán en buenas manos. Gracias por su visita, ¡hasta pronto!

Mensajes Recientes
Showing 2 comments
  • claudia
    Responder

    Estoy muy preocupada a mi bebe de 10 meses. Hace 5 días le suenan como saltan las rodillas como si se saltarán los huesos estoy muy preocupada hace 5 días empezó a usar la férula en caderas gracias por favor ayuda

    • orthodaba
      Responder

      Buenas tardes, realmente hay muchas causas por las que los niños en el primer año de vida pueden tener crepitación en las rodillas, la mayoría de las causas son de origen benigno y se relacionan a la hiperlaxitud ligamentaria propia de los niños, sin embargo también existen algunas causas que deben de ser detectadas y atendidas oportunamente. En el caso de tu bebe por lo que entiendo esta utilizando un dispositivo abductor para las caderas por lo cual la posición prolongada de las rodillas en una posición pudiera estar causando al momento del movimiento este salto. Mi recomendación es que acudas con tu medico ortopedista pediatra de confianza para la revisión de esta condición.

Deja un comentario