Ortopedista DF nos informa sobre: ¿Cómo detectar una fractura de cadera?

El ortopedista DF es el profesional encargado de la salud del sistema locomotor del cuerpo humano, esta rama de la medicina se dedica a diagnosticar, tratar, rehabilitar así como prevenir lesiones, de este sistema tan complejo, conformado por huesos, articulaciones, ligamentos, tendones, músculos y nervios.

Por ello es que acudimos a él cuando alguno de nuestros familiares, mayormente adultos mayores, han sufrido de una fractura en la cadera dado que esta lesión resulta tan compleja, requiere además de atención inmediata, información oportuna sobre el padecimiento. Para ampliar el panorama debemos mencionar que se trata de una lesión grave, con complicaciones que pueden poner en riesgo la vida y el riesgo de fractura de cadera aumenta con la edad, por ello, es que en esta ocasión les compartiremos la información detallada sobre esta ruptura en el fémur.

Cuando hablamos de una fractura en el hueso del muslo, nos referimos a la articulación de la cadera como una “enartrosis” (cabeza y cavidad), en la que el fémur se junta con el hueso de la pelvis, la bola de la articulación de la cadera es la cabeza del fémur, y la cavidad es un hueso de la pelvis con forma de taza que se denomina acetábulo, una fractura es una ruptura parcial o total del hueso y puede tratarse de una sola, o de múltiples rupturas de hueso.

Las fracturas de cadera se clasifican según su localización anatómica y son: Intertrocantéreas, de cuello femoral, de cabeza femoral y subtrocantéreanas. Se clasifican según el área específica y el tipo de ruptura(s) del hueso. Los más comunes son: Fractura del cuello del fémur y la fractura intertrocantérica de cadera.

Las personas mayores tienen un mayor riesgo de fractura de cadera porque los huesos tienden a debilitarse con la edad y adquirir osteoporosis. Debido al uso de múltiples medicamentos, la visión deficiente y los problemas de equilibrio, también son factores que intervienen en que las personas mayores sean más propensas a tropezar y caer, que es una de las causas más frecuentes de la fractura de cadera.

Es de suma importancia que tomemos las medidas necesarias para mantener la densidad ósea, así como para evitar las caídas, porque estas prevenciones en conjunto pueden ayudar a prevenir la fractura de cadera.

Signos y síntomas de una fractura de cadera

Las complicaciones de las fracturas de cadera generalmente se derivan del largo periodo de recuperación necesario para la curación de la lesión. Muchos pacientes quedan postrados en la cama y si son ancianos discapacitados, que previamente eran portadores de otras enfermedades, terminan incapaces de volver a caminar, esto  facilita la aparición de otras complicaciones, debido a la inmovilización crónica, tales como trombosis venosa profunda, embolia pulmonar, úlceras en la piel, neumonía, infecciones del tracto urinario, etc. Cuanto más anciano y debilitado era el paciente antes de la fractura, mayor será el riesgo de lograr una recuperación completa.

En la gente mayor, las caídas simples que parecen no tener mayor daño, pueden ser suficientes para romper el cuello femoral; Sin embargo, en personas con huesos muy débiles, una fractura de cadera se puede producir simplemente al girar estando de pie, después de que el paciente cae, es muy importante verificar si la persona presenta los siguientes síntomas:

  • Incapacidad para moverse inmediatamente después de una caída
  • Dolor fuerte en la cadera o en la ingle
  • Incapacidad para cargar peso sobre la pierna del lado de la cadera lesionada
  • Rigidez, hematomas e hinchazón en la zona de la cadera y alrededor de ella
  • Pierna más corta del lado de la cadera lesionada
  • Giro hacia afuera de la pierna del lado de la cadera lesionada

El diagnóstico lo realiza el ortopedista DF, a través de los síntomas y por la historia de una caída, la radiografía de la cadera sirve para confirmar el diagnóstico y mostrar la localización de la fractura, cuando la sospecha clínica de fractura de cuello femoral es demasiado fuerte, pero las radiografías no muestran una imagen muy clara, puede solicitarse una tomografía computarizada o una resonancia magnética para aclarar las dudas.

¿Cuáles son los factores de riesgo?

En general, el índice de fracturas del cuello femoral se incrementa mucho con la edad y aunque los factores de riesgo de una fractura de cadera son complejos, ofreceremos una visión general de los problemas. Encontramos algunos factores modificables y otros no.

  • Sexo: Aproximadamente el 70% de las fracturas de cadera se producen en mujeres, quienes también pierden la densidad ósea a un ritmo más veloz que los hombres, en parte, porque la caída de los niveles de estrógeno que se producen con la menopausia, acelera la disminución de la masa ósea.
  • Problemas de nutrición: La falta de calcio y de vitamina D en nuestra dieta cuando somos jóvenes, disminuye el pico de masa ósea e incrementa el riesgo de sufrir una fractura en los años de la vejez. Por otra parte, los trastornos graves en la alimentación, como anorexia o bulimia, pueden dañar el sistema óseo, hasta privarlos de los nutrientes esenciales.
  • Trasfondo genético: La fractura de cadera materna incrementa el riesgo. Algunos marcadores genéticos están siendo estudiados, los cuales podría ser útiles predictores de riesgo aumentado.
  • Edad: La mayoría de las fracturas ocurren después de los 75 años.
  • Inactividad física: Cuando no se participa regularmente de ejercicios para soportar el peso, se puede sufrir de menor densidad ósea y huesos más débiles. Niveles altos de ejercicio, especialmente pasear, están asociados con reducción de riesgo de fractura de cadera, debido a que ayudan a fortalecer los huesos y los músculos, disminuyendo la probabilidad de caídas y fracturas.

En Orthodaba el tratamiento específico de las fracturas de cadera, será determinado de manera individual por el ortopedista DF, quien se basará en los siguientes factores para determinar una solución: la edad de la persona, su estado general de salud, así como su tolerancia a los medicamentos, su historia médica y por supuesto, sus expectativas para el tratamiento de la lesión. En Orthodaba lo más importante de nuestros tratamientos es proporcionar alivio al dolor y que la persona logres reanudar su nivel normal de actividad. Les invitamos a agendar una cita, será un placer realizarles un diagnóstico personalizado.

Mensajes Recientes

Deja un comentario