¿Por qué mi hijo camina de puntillas?

 En Ortopedia, Ortopedia pediátrica, Traumatología

Muchos padres acuden a consulta de traumatología con el doctor Alejandro Dabaghi, preocupados porque sus hijos han adoptado el hábito de caminar sobre las puntas de los pies. Por lo general, esta costumbre se prolonga hasta los 2 o 3 años de edad, sin embargo, la marcha de puntillas, también conocida como la marcha equina, no representa una fase del desarrollo normal y por la que pasan todos los niños.

Algunos niños mayores de tres años persisten con la conducta, sin que esto venga acompañado de alguna condición neurológica, pudiéndose asociar con un acortamiento del tendón de Aquiles; y hay otros casos en los que, debido a que no se puede establecer un origen claro, la situación es denominada como “marcha de puntillas idiopática”.

¿Cómo aparece?

La marcha de puntillas en los niños puede surgir de modo bilateral, es decir, se manifiesta en ambos pies; y a pesar de que, en la mayoría de los casos, andan con esta postura anómala, son perfectamente capaces de realizar una marcha plantar, que significa que el andar inicia al colocar el talón en contacto con el suelo, realizando un apoyo completo. De esta forma, cuando sus hijos están caminando, solo apoyan los dedos de los pies, pero, al estar en reposo, pueden apoyar toda la superficie plantar, conectando dedos y talón.

¿Cuándo acudir con el ortopedista?

Si sus niños son mayores de tres años, es momento de que busquen ayuda con el doctor Alejandro Dabaghi Richerand para confirmar o descartar un diagnóstico de marcha de puntillas idiopática. En los casos de los pacientes menores de diez años, es necesario descartar, en primer lugar, una condición neurológica grave, como distrofia muscular, parálisis cerebral, espina bífida e incluso hidrocefalia; mientras que, en los casos de andar en puntillas tardío, resulta apropiado evaluar de manera muy cuidadosa el panorama, realizando exploraciones complementarias.

Por otro lado, los niños que solo andan de puntillas en ciertas ocasiones deben estar bajo observación y tendrán que acudir a consulta con el especialista en ortopedia pediátrica ante cualquier cambio negativo. Como primera medida correctiva, podría recomendarles ejercicios de estiramiento y, en los casos más graves, deberá valorarse el tratamiento con yesos o aparatos ortopédicos.

Si necesitan apoyo o asesoría médica para el diagnóstico y tratamiento de condiciones músculo-esqueléticas en sus hijos, acudan con el doctor Dabaghi, reservando sus citas a través de los medios de contacto disponibles.

Publicaciones recientes

Comience a escribir y presione Enter para buscar