Qué factores se consideran para elegir el tratamiento para escoliosis

 En escoliosis, Ortopedista Pediatra, Traumatología Infantil

Escoliosis es el nombre que recibe la curvatura lateral de la columna vertebral y que puede ocasionar diferentes molestias y alteraciones en el organismo de diferente nivel de gravedad. Se presenta e identifica principalmente en la etapa de crecimiento y resulta indispensable que si se presentan hombros y cintura disparejos, diferencia de altura en las caderas o un omóplato más prominente que otro, se consulte a un especialista que se encargue de indicar las pruebas necesarias para confirmar un diagnóstico.

Las pruebas diagnósticas de imagen como radiografías son suficientes para confirmar el diagnóstico y conocer la gravedad de la curvatura de la columna; a partir de la información identificada se determina el tratamiento. En el caso de niños es probable que no se requiera de un tratamiento con inmovilización o cirugía y el ortopedista pediatra indicará revisiones periódicas para verificar si la curvatura lateral de la columna se acentúa. Además de la edad, el especialista determina otros factores para establcer el tipo de tratamiento más adecuado.

En primer lugar, el sexo del paciente es de importancia, ya que en las mujeres existe un riesgo mayor de que progrese la enfermedad. La gravedad de la curvatura también es un factor de importancia, pues las curvaturas más pronunciadas implican un riesgo mayor de que con el paso del tiempo empeoren. Otro factor relacionado con la gravedad de la curvatura es el patrón que esta sigue. En algunos casos existen curvaturas dobles, conocidas comúnmente como curvaturas en forma de S, las que suelen empeorar más que aquellas sencillas, o curvaturas con forma de C.

La ubicación de la curvatura también se debe  considerar ya que aquellas que se encuentran en la región torácica de la columna con mucha mayor frecuencia empeoran en comparación con las que se ubican en la parte superior o inferior. Finalmente, la madurez de los huesos del paciente es clave para determinar el tratamiento más adecuado. Cuando los huesos han dejado de crecer en un niño existe menor riesgo de que la curvatura progrese, y esta es la razón por la que el uso de dispositivos de inmovilización en el tratamiento tienen un mayor efecto en pacientes que aún se encuentran en crecimiento.

Les recordamos que en Orthodaba contamos con un equipo de profesionales con amplia experiencia en la atención de este y otros padecimientos, así como con especialistas en traumatología infantil para el tratamiento de los más pequeños. Para solicitar información detallada acerca de nuestros servicios o agendar una cita contáctenos, con gusto los atenderemos.

Publicaciones recientes

Comience a escribir y presione Enter para buscar