Signos de la escoliosis, ¡A favor de la detección oportuna!

En Ortopedia y Traumatología somos especialistas en todo tipo de padecimientos musculo esqueléticos, que pueden estar presentes tanto en niños, jóvenes y adultos, entre ellos la escoliosis. En Orthodaba contamos con el equipo más destacado y altamente capacitado, quienes les ayudarán a la detección oportuna de esta curvatura anormal de la espina dorsal. Actualmente llevamos con éxito diferentes casos de pacientes que encontraron en nosotros un tratamiento eficaz y adaptado a sus necesidades; les aseguramos los mejores resultados.

Los principales síntomas que nos avisarán oportunamente de una curvatura lateral de la columna vertebral, aparecen con mayor frecuencia durante el periodo de crecimiento anterior a la pubertad, cuando todas las personas enfrentan un estado de crecimiento muy evidente.

Si visualizamos mentalmente nuestra columna vertebral, observaremos que normalmente se tiene una curvatura de manera natural, sin embargo las personas con esta afectación tienen la curva demasiado pronunciada y podría asemejarse a una letra C o S.

En algunos casos, se habla de que es causa de afecciones como la parálisis cerebral infantil y la distrofia muscular, pero comúnmente se desconocen las causas en la mayoría de los casos. Es entonces cuando se le denomina Idiopática, porque se trata del tipo más común y se clasifica por edad; la clasificación en la etapa infantil es:

  • En los infantes de 3 años o menos, se denomina escoliosis infantil.
  • En los infantes de 4 a 10 años, se denomina escoliosis juvenil.
  • En los infantes mayores de 11 a 18 años, se les denomina escoliosis adolescente.

Generalmente los casos que implican esta curvatura de la columna vertebral son leves, pero también existen casos de menores que son diagnosticados con esta deformidad y conforme pasa el tiempo y se presentan sus periodos críticos de crecimiento, la columna vertebral continúa empeorando. Cuando se presenta una curvatura de la columna vertebral del tipo grave, puede ser incapacitante y aunque los casos leves probablemente no requieren tratamiento, se trata de un caso contrario para la de nivel moderada o grave, debido a que dejarla sin tratamiento puede inducir a dolor persistente y mayor deformidad con el paso del tiempo.

Otros problemas derivados pueden afectar por posibles daños al corazón y los pulmones, debido a que cuando la curvatura es especialmente grave, se reduce el espacio dentro del pecho, lo que dificulta el funcionamiento correcto de los pulmones. Cuando la caja torácica presiona los pulmones y el corazón, dificulta la respiración y el bombeo del corazón. Además, los adultos que sufrieron del problema de la columna en la infancia, tienen mayor probabilidad de sufrir dolor crónico en la espalda que la mayoría de la población.

Otra de las complicaciones que se suele presentar, afecta directamente el aspecto físico, produciendo cambios notorios como hombros disparejos y costillas prominentes, por lo que la mayoría de las personas pueden ver afectada su autoestima.

Aunque la curvatura se presenta por igual porcentaje en niños y niñas, también es cierto que existe un grado más alto de propensión a tener encorvamiento de la columna vertebral en las niñas.

Existen otros tipos de curvatura en la columna que se pueden identificar por problemas congénitos, entre otras causas:

  • La escoliosis congénita: Se origina durante los procesos de formación y desarrollo espinal embrionario en el embarazo. Las malformaciones de la columna aparecen a partir de la semana 5 de gestación y representan un 10% de los casos. Este tipo de curvatura en la columna, ocurre en 1 de cada 10.000 neonatos, aunque la malformación está presente al nacer el menor, en la mayoría de los casos, el diagnóstico se realiza durante la adolescencia. Estudios genéticos no han arrojado evidencias que demuestren que la escoliosis congénita pueda ser heredada. Durante el desarrollo embrionario y mediante una ecografía prenatal, es posible diagnosticar alguna deformidad de la columna vertebral en el bebé; sin embargo no es garantía de una evaluación exacta.
  • La escoliosis neuromuscular: Presenta una curvatura irregular debido a las anormalidades de las vías periféricas mio-neuronales (músculo-nervio) del cuerpo, la cual es frecuente en los casos más avanzados y severos. La progresión de la curva es más frecuente en estos pacientes, que en los de tipo idiopático y pueden continuar en la adultez. Dependiendo de la etiología, el paciente puede o no caminar.

Generalmente se trata de signos visuales, los que los padres pueden detectar en los menores y que pueden ser signos de la curvatura anormal de la columna debido a que en la mayoría de los casos no presentan dolor en la columna vertebral.

  • Curvatura de la columna.
  • Un omóplato que parece más evidente que el otro.
  • Cintura dispareja, un lado de la cintura puede parecer más alto que el otro.
  • Hombros desnivelados.
  • Caderas desniveladas.

Si la curvatura producida por la enfermedad empeora, la columna vertebral también rotará o girará, además de encorvarse de un lado a otro. Esto provoca que las costillas de un lado del cuerpo sobresalgan más de un lado que del otro.

A pesar de que comúnmente se recurra a los soportes ortopédicos como tratamiento de la curvatura, estos no son la única alternativa. La alternativa de tratamiento correcta depende, principalmente, de la edad de la persona y del tamaño de la curvatura, los casos leves probablemente no requieran tratamiento; hablando de aproximadamente 15 grados o menor a ese porcentaje, revisarla periódicamente puede ser todo lo necesario, puesto que esas curvaturas pequeñas casi nunca empeoran.

Cuando la curvatura se encuentra dentro del rango de 20 a 40 grados y al menor le restan por lo menos dos años más de crecimiento, allí es cuando el soporte ortopédico suele ser una buena alternativa; pero en definitiva cada caso particular requiere de atención personalizada para un tratamiento óptimo. Es importante comentar que al usar el soporte ortopédico no se revierte la curvatura, pero suele evitar el empeoramiento de la misma.

Si la curvatura de la columna es grave o si está empeorando muy rápidamente, puede ser necesaria una cirugía. En Ortopedia y Traumatología contamos con los estudios necesarios, así como los tratamientos adecuados para cada paciente con el fin de erradicar con los problemas de columna vertebral, como la escoliosis.

Estamos comprometidos con mejorar el nivel de vida de nuestros pacientes. Será un placer saludarlos en persona ¡Los esperamos!

Mensajes Recientes

Deja un comentario