¿Sus niños tienen piernas arqueadas? Conozcan qué es el genu varo

 En Ortopedia pediátrica, Ortopedista, Ortopedista Pediatra

¿Sus hijos andan con las piernas en arco, al típico estilo vaquero? El especialista en ortopedia pediátrica considera que no deben preocuparse, ya que esto es debido a una alteración normal en muchos niños y que no tiene nada que ver con la salud ósea, ni con el desarrollo físico infantil. Esta postura arqueada se suele corregir de manera espontánea y es lo que se conoce como genu varo, una deformidad que aparece cuando los niños empiezan a dar sus primeros pasos y en la que las rodillas se separan hacia el exterior, formando un arco, mientras que los pies permanecen en posición neutra.

La buena noticia es que es un problema fisiológico relacionado con la elasticidad y laxitud del sistema músculo esquelético, en concreto, de los ligamentos de la rodilla, por lo que es típico de los menores de dos años, y algo que casi siempre evoluciona a la normalidad, a medida que van creciendo y adquiriendo tono muscular, conforme van dominando la marcha. De hecho, el genu varo se suele corregir a los cuatro años, cuando los pequeños son capaces de caminar firmes y usar una sola pierna, si lo desean, para jugar y saltar. Si esta mejora no se produce, es necesario que consulten con el ortopedista pediatra, de manera que se pueda valorar el caso y determinar si se trata de un crecimiento anormal o de alguna otra enfermedad importante.

El genu varo fisiológico no requiere tratamiento, salvo un cierto control por parte del ortopedista. En los niños mayores o con una malformación llamativa, es posible recurrir a la colocación de férulas para dormir, y en aquellos que tengan la alteración en una sola pierna, deberán someterse a un seguimiento minucioso e incluso plantear la posibilidad de una cirugía, aunque no antes de cumplir los 14 años.

Respecto a la adopción de otras técnicas para el tratamiento de esta condición, en los casos en que no haya mejorías con el crecimiento, es importante implementar rutinas que ayuden a que la afección evolucione de manera positiva, como la postura en la que se duerman o se sienten, para que no empeore el genu varo. Sin embargo, lo que sí puede influir es la obesidad, así que si sus hijos tienen exceso de peso, deben mejorar su alimentación para que tenga un peso saludable, lo que favorecerá a su capacidad de movimiento.

Con el doctor Alejandro Dabaghi Richerand sus hijos estarán en buenas manos, porque es un cirujano ortopedista altamente capacitado y con amplia experiencia para atender todos sus requerimientos. Si desean agendar sus citas, los invitamos a que se comuniquen a través de los teléfonos disponibles en el sitio web.

Publicaciones recientes

Dejar un Comentario

Comience a escribir y presione Enter para buscar