Tratamientos efectivos no quirúrgicos para la escoliosis de inicio temprano

Uno de los problemas más complejos en los pacientes ortopédicos es la escoliosis, es muy importante identificarla a tiempo para que podamos establecer un tratamiento oportuno, es por eso que en esta entrada del blog que Orthodaba comparte contigo, queremos hablar sobre  la escoliosis de inicio temprano (EIT), esperando que esta breve introducción, pueda aclarar en ti algunas dudas sobre este padecimiento en la columna. Este padecimiento se presenta como una curvatura en la columna, en el plano frontal de la misma, conocido también como coronal, si esta se presenta antes de que los 5 años, sin importar la causa de esta deformidad, puede decirse entonces que padece EIT, o escoliosis de inicio temprano.

Uno de los principales problemas que genera esta deformidad en la columna, es el síndrome de insuficiencia torácica, el cual impide una correcta respiración, esto a consecuencia de un  adecuado desarrollo pulmonar; es importante pues que este problema sea tratado adecuadamente y a tiempo, para que no solo se corrija la columna, sino para que se eviten una serie de complicaciones que se originan por este padecimiento, recordemos que el desarrollo pulmonar se lleva a cabo dentro de los primeros ocho años de vida, si el pequeño presenta esta complicación en la columna, tendrá una serie de problemas que afectan una parte importante de su salud, mermando su calidad de vida.

Es importante aclarar que la EIT, no se comporta igual que la escoliosis de origen tardía, ya que en la primera existe una hipoplasia, que es la disminución en el desarrollo pulmonar, la cual secunda a la deformidad del tórax, originando no solo problemas al respirar, también problemas cardíacos; en la segunda el desarrollo pulmonar no se ve afectado, pues la etapa de crecimiento y adaptación de estos ha terminado cuando este tipo de problemas en la columna comienzan a aparecer.

Es muy importante que este padecimiento se diagnostique a tiempo y se de un tratamiento oportuno, solo así se puede detener la progresión de esta deformidad en la columna y en el tórax. Los tratamientos usados para detener la progresión de este padecimiento en la columna durante etapas tempranas se trata que no sean quirúrgicos, ya que tiene muchas complicaciones durante la infancia.

Los estudios recomendados para poder diagnosticar correctamente este padecimiento en la columna son los siguientes:

1.- Radiografía PA y lateral de la columna:

Es un estudio de imagen muy básico y accesible, con este se puede conocer con mayor precisión si existe una deformidad vertebral, determinar la gravedad y magnitud del problema y saber si este es un caso progresivo.

2.- Tomografía de computadora:

Con este estudio se puede conocer a precisión la anatomía de los huesos de toda la columna, este procedimiento es muy importante para pacientes que tiene este padecimiento congénito.

Resonancia magnética:

Es un estudio indispensable para poder diagnosticar correctamente cada caso de pacientes con deformidades en la columna, permite la evaluación correcta de la integridad de la médula espinal.

Los tratamientos no quirúrgicos más utilizados para las deformidades tempranas en la columna son los siguientes:

Órtesis toracolumbosacra (TLSO):

Es básicamente un corsé que sirve como soporte, ejerciendoo fuerzas correctivas sobre la columna, este método ha probado ser de gran ayuda en la escoliosis idiopática del adolescente, aunque en niños pequeños, la adaptación a este método ha resultado ser más difícil, por el tiempo de uso y las dificultades que representa para las actividades diarias. Pese a todo, es uno de los tratamientos más usados, pue si da un excelente resultado evitando la progresión de la deformidad ayudando a un correcto crecimiento del tórax.

Yesos de columna:

Este es uno de los métodos más antiguos para la corrección de la columna, su uso comenzó a finales del siglo XIX, este se comenzó a usar en el tratamiento del tipo idiopático infantil mostrando excelentes resultados en la corrección de la deformidad, en la actualidad es parte importante del tratamiento de los pacientes con EIT progresiva, ya que permite retrasar o evitar una intervención quirúrgica.

Tracción Cefálica Gravitacional:

Este método consiste en un aro externo el cual se atornilla al hueso del cráneo, una vez que este dispositivo ha sido colocado, se pone peso en el extremo, el cual va aumentado de manera progresiva hasta llegar al 50% del peso del paciente. Este método es usado en caso con curvas severas y rígidas. Con este tratamiento se tiene como objetivo recuperar la flexibilidad haciendo que la columna y que la médula espinal se acostumbren a la corrección. Este método requiere de una hospitalización para poder monitorear la tolerancia y la respuesta del paciente a dicho tratamiento

Es importante decir que la EIT es una condición que puede considerarse fatal si no se trata adecuadamente y de manera temprana, estos tratamientos permiten un desarrollo correcto de la columna y del tórax, permitiendo que el paciente pueda crecer con una mejor calidad de vida, es importante aplicar antes los tratamiento ya antes mencionados tempranamente, tratando de evitar tempranamente una operación, pues a temprana edad el numero de complicaciones incrementa de manera importante.

En Orthodaba tenemos a los mejores especialistas de columna, la escoliosis no debe tomarse a la ligera, es necesario que acudas con un profesional que te ayude a corregir este problema en la columna. Vista nuestra página y haz una cita, no dejes pasar más tiempo tu salud y la de los tuyos debe ser una prioridad.

Mensajes Recientes

Deja un comentario