Traumatología infantil

Cuando los niños se convierten en pacientes deben ser tratados con especial cuidado. Los niños no son iguales a los adultos, ya que su desarrollo se encuentra en una constante evolución, por eso cuando se enferman deben ser atendidos y valorados por médicos pediatras o especialistas en la condición que los esté aquejando. Los constantes cambios por los que los niños están pasando hacen que su cuerpo llegue a ser todo un misterios para los médicos, en ellos hay condiciones que llegan a ser pasajeras por su edad, pero no siempre es así, y ante la duda se debe acudir con el pediatra para que sea él quien valore la condición del niño y si lo considera necesario lo asignará con el especialista correspondiente.

En el caso de la traumatología infantil sucede igual, antes cualquier golpe, caída, accidente o desarrollo anormal del que sospechen los padres se debe acercar al niño con el especialista en estas condiciones, no con un médico general, ya que hay que tomar en cuentas una aspecto muy importante, el esqueleto de los niños se encuentra inmaduro y no reacciona de la misma manera al de un adulto, por ello requiere de diferentes valoraciones y por lo tanto tratamientos, pero eso solo lo puede determinar una médico que tenga años de experiencia trabajando en esto casos. La traumatología infantil se encarga del sistema musculo esquelético de los niños. En Orthodaba nuestro doctor Alejandro Dabaghi Richerand es especialista en ortopedia y traumatología, pero además está adscrito al servicio de ortopedia pediátrica en el hospital Shriners para niños, por lo que tiene una amplia experiencia tratando este tipo de afecciones en los pequeños.

Es importante resaltar que aunque los niños no hayan nacido con malformaciones en sus huesos, este dato no representa que jamás necesitarán a un especialista en traumatología infantil. Los infantes principalmente los más pequeños son inquietos por naturaleza, ellos están descubriendo el mundo y en muchas situaciones no llegan a medir el peligro que representa subirse a un árbol por ejemplo o brincar en camas y sillones, y este es el mayor porcentaje de las visitas al pediatra, golpes y caídas a los que ellos están expuestos constantemente. Es difícil conseguir que un niño se quede quieto  y si insistimos en ello podríamos estar truncando su naturaleza, lo cual no es para nada recomendable. Hay que cuidarlos pero sin exagerar.

Si el pequeño ha sufrido una caída grave con la que algunos de sus huesos tuvieron ruptura se debe llevar al niño al servicio de urgencia donde le tomaran las radiografías necesarias para ver el grado de la fractura y posteriormente derivaran al niño con el especialista. Una de las causas por las que el experto en estos temas debe tratar al niño es porque él sabe perfectamente que tratamiento seguir para no alterar el desarrollo del pequeño. Si una fractura de huesos no es atendida como está indicado la situación podría llegar a complicarse, ya que el crecimiento del niño podría verse afectado.

Una vez que el médico haya atendido la fractura, los padres deberán llevar al niño a revisiones periódicas para que el medico se asegure en primera instancia de que los huesos están sanando correctamente, y en segunda, de que el crecimiento del hueso no se está viendo afectado, incluso tiempo después de que la fractura haya sanado el niño deberá seguir asistiendo a sus consultas por el lapso que el médico considere necesario. Esta situación podría ser molesta en ocasiones para los padres y en sí para el niño, pero el objetivo de estas sesiones es evitar cualquier secuela en los huesos afectados que podría incluso complicarse con el crecimiento.

Los especialistas en traumatología infantil están totalmente familiarizados con estos casos y entienden a la perfección los tratamientos y cirugías que deben llevar a cabo dependiendo la gravedad de la lesión, golpe o fractura, tal es el caso del D. Alejandro Dabaghi Richerand que tiene años de experiencia atendiendo a niños que han pasado por estas condiciones.

Es importante mencionar que ante fracturas o lesiones graves en los huesos que llegan a requerir de cirugías más complejas, los pacientes podrían ser sometidos a un proceso de rehabilitación para poner a funcionar el o los huesos afectados, al igual que llega a ocurrir con un adulto, y para que este proceso se lleve de manera adecuada se requiere de un trabajo en equipo tanto de los médicos y enfermeras como de los padres para apoyar al niño en todo momento y hacerlo sentir tranquilo. En Orthodaba contamos con personal altamente capacitado en materia médica y de servicio, entendemos a la perfección que todos los pacientes tienen diferentes necesidades y de la preocupación que sienten los padres hacía sus hijos. Nuestro trabajo es hacerlos sentir tranquilos y apoyarlos en este proceso sin importar el tiempo que dure.

El Doctor Alejandro Dabaghi siempre es claro y honesto al momento de indicar el diagnóstico del pequeño así como el tratamiento que se le dará, él tiene la intención de que los padres entiendan perfectamente lo que ocurrió en el cuerpo de su hijo y como es que se debe solucionar. Ante todo esto no olvides que los niños requieren tratamiento especial en cualquier afección médica que presenten, sin importar si esta viene de nacimiento o a raíz de un accidente, y aunque los infantes son muy resistentes nunca se debe tomar a la ligera su condición y tratamiento. En Orthodaba estamos para servirte y asesorarte, si tu hijo está pasando por una situación similar no dudes en consultarnos.

Mensajes Recientes

Deja un comentario