Traumatología y ortopedia: Consejos para procurar la salud de tus huesos

Traumatología y ortopedia: Consejos para procurar la salud de tus huesos

El equipo de redacción del Dr. Alejandro Dabaghi Richerand te da la más cordial bienvenida a una entrada nueva de este blog en el que publicamos información de interés en torno a la salud del aparato locomotor; en la presente entrada te daremos algunos consejos para procurar y tu salud ósea y evitar dificultares posteriores. Seguramente la información que arrojaremos te será de suma utilidad.  No olvides contactar al Dr. Dabaghi si necesitas el respaldo de un verdadero especialista en traumatología y ortopedia. Sin más que añadir, demos inicio a esta publicación que esperamos que sea de tu agrado y te ayude a comprender mejor la osteoporosis y saber cómo prevenirla.

A medida que envejecemos, tenemos más riesgo de desarrollar dificultades óseas, como la osteoporosis, lo que puede ocasionar problemas comunes en el ámbito de la traumatología y ortopedia como fracturas dolorosas en las caderas, las muñecas, o la columna vertebral. Cuando ocurre una fractura en la columna vertebral, esta es conocida como “fractura por compresión”. Este es tan sólo uno de los malestares que pueden acaecerte si no cuidas tus huesos, por lo que para ayudarte, a continuación enlistaremos algunos consejos prácticos que debes seguir si deseas optimizar tu salud ósea.

  • Comprende los factores de riesgo de la osteoporosis. La osteoporosis consiste en una enfermedad de los huesos. que se caracteriza por el debilitamiento o la porosidad ósea. Diversos factores como la edad, el género, los antecedentes familiares, la raza, el tipo de cuerpo, la historia menstrual, el estilo de vida y la historia personal, pueden hacer que ciertos pacientes sean más susceptibles a la osteoporosis con el envejecimiento. Conocer tales factores es crucial para evitar el problema, por lo que debes concientizarlos y actuar de forma preventiva.
  • Ten en consideración a los genes de tu familia. La herencia, así como los antecedentes familiares de osteoporosis y/o fracturas (sobre todo en el lado materno de la familia), pueden ser señales de advertencia tempranas para que algunos pacientes sean más proactivos en la forma en que hacen ejercicio y se alimentan.
  • Realízate pruebas de densidad ósea. La masa ósea máxima generalmente se alcanza alrededor de los 30 años, y después de eso, el cuerpo comienza a perder fuerza en los huesos. Para tomar precauciones, una prueba rápida e indolora llamada exploración DEXA, puede ayudarte a medir tu resistencia ósea.
  • Procura suministrar a tu cuerpo con calcio. El calcio no sólo promueve la fortaleza ósea, sino que también ayuda al corazón, el torrente sanguíneo, los músculos y los nervios. Cuando el cuerpo no obtiene suficiente calcio, lo extrae de los huesos, despojándolos así de este mineral y debilitándolos; sin embargo, con una dieta que se centre en una mayor ingesta de calcio, puedes contribuir en gran medida a garantizar tu fortaleza ósea y minimizar los riesgos de osteoporosis.
  • Procura el consumo de vitamina D. Al igual que el calcio, la vitamina D juega un papel importante en la prevención y minimización de la osteoporosis, sin embargo los niveles de esta en los pacientes, a menudo son insuficientes. La vitamina D ayuda a absorber el calcio en el tracto gastrointestinal y lo transfiere a los huesos (reabsorción), por lo que procura consumir alimentos ricos en esta vitamina.
  • Realiza cambios en tu dieta. Un estudio reciente mostró que las dietas mediterráneas pueden jugar un papel importante en la protección de la densidad ósea. Las dietas mediterráneas incluyen un alto consumo de aceitunas, aceite de oliva, verduras, frutas, legumbres, así como un consumo moderado de lácteos y pescado, además de una baja ingesta de carne y productos cárnicos.
  • Consume frijoles horneados. Los frijoles al horno proporcionan 154 mg de calcio por taza. Además, te recomendamos limitar la cantidad de bebidas como los refrescos, ya que los estudios han relacionado una mayor probabilidad de osteoporosis con el consumo excesivo de estos productos.
  • Realiza ejercicios que impliquen cargar peso. Incorporar regularmente actividades para cargar peso como trotar, caminar, subir escaleras, bailar, caminar y jugar al voleibol o al tenis durante 20-30 minutos, de tres a cuatro veces por semana, es bueno para tus huesos; asimismo, el deporte promueve la salud, tanto física como mental.
  • Evita el consumo excesivo de alcohol. Si bien no se entiende exactamente cómo es que el alcohol afecta a los huesos, los estudios han demostrado que las personas que consumen más de tres onzas de alcohol (aproximadamente seis bebidas) al día aumentan su probabilidad de padecer mayores pérdidas óseas que las personas con una ingesta mínima de alcohol.
  • Evita el consumo del tabaco. Fumar también puede aumentar el riesgo de desarrollar osteoporosis, al reducir el flujo de sangre a los huesos, ralentizando así la producción de células formadoras de tejido óseo y perjudicando a la absorción del calcio.
  • Prueba con la ayuda de un médico algunos medicamentos útiles para combatir la osteoporosis. Existe una amplia variedad de medicamentos que varían según la clase, los mecanismos de entrega y la frecuencia del consumo, para tratar y prevenir la osteoporosis. Algunos de estos medicamentos se caracterizan porque pueden ayudar a evitar dicho malestar óseo, estos pueden ser administrados por vía oral o por inyecciones, en la prevención de fracturas en la columna vertebral y en la cadera.

Pese a que algunos lo den por sentado, la osteoporosis no es una enfermedad exclusiva de las mujeres. Los investigadores han descubierto que después de los 50 años, casi el 6% de los hombres experimentará una fractura de cadera y casi el mismo porcentaje sufrirá una fractura espinal causada por la osteoporosis. Teniendo en cuenta que la osteoporosis puede causar dolores significativos e incapacidades, así como deformidad espinal e incluso enfermedades que pueden derivar en la muerte en los casos de mayor gravedad, es menester que exista una mayor concientización de esta enfermedad y de su prevención.

Esperamos que esta publicación te haya agradado, por ahora nos corresponde darla por concluida aguardando contactes al Dr. Dabaghi Richerand si necesitas el respaldo de un experto en traumatología y ortopedia. Años de experiencia le respaldan. ¡Gracias por tu visita!

Mensajes Recientes

Deja un comentario