traumatologo ortopedistaLas lesiones musculoesqueléticas son una de las principales causas de consulta por la cual las personas acuden al médico. Es indudable que, recientemente, con un conocimiento de los beneficios que tiene el ejercicio, el desarrollo de vehículos automotores de mayor velocidad y el desarrollo y movimiento de las grandes ciudades estas lesiones se han convertido en un riesgo latente para cualquier persona. El especialista traumatologo ortopedista es el encargado e indicado para el diagnóstico y tratamiento de este tipo de padecimientos, ya que cuenta con los conocimientos relacionados a la biomecánica del esqueleto, características anatómicas particulares y métodos terapéuticos, tanto conservadores como quirúrgicos, para resolver cualquier problema que pudiese estar afectando el sistema musculoesquelético, el cual incluye huesos, tendones, ligamentos, músculos y las estructuras neurovasculares asociadas.

Estos padecimientos pueden tener varias causas y manifestaciones, sin embargo, los más frecuentes son:

Congénitos: Estos padecimientos son aquellos que se presentan desde el nacimiento y pueden afectar cualquier parte del esqueleto. Es importante que el traumatologo ortopedista esté familiarizado con estas condiciones y que tenga amplio conocimiento de las posibles implicaciones con el crecimiento, así como las alteraciones asociadas con otros sistemas del cuerpo, por ejemplo, corazón y riñones. Este tipo de problemas habitualmente se observan desde etapas tempranas del desarrollo, y su diagnóstico oportuno es de suma importancia, ya que de no ser tratados adecuadamente, pueden tener repercusiones a largo plazo limitando las capacidades funcionales y una adecuada integración psicosocial.

De las alteraciones congénitas que se encuentran con más frecuencia están:

  • Displasia del desarrollo de cadera
  • Pie equinovaro aducto congénito
  • Escoliosis
  • Malformaciones de la mano y extremidad superior
  • Deformidades angulares y de longitud de las extremidades
  • Malformaciones del pie y tobillo

Traumáticas: Las alteraciones traumáticas son aquellas que se presentan debido a la aplicación de una energía externa que actúa sobre el cuerpo, causando una disrupción en la integridad de las estructuras anatómicas o en la función del segmento afectado. Es una de las causas más frecuente por la que una persona acude con el traumatologo ortopedista.

Estas lesiones se pueden subdividir en:

  • Fracturas: Termino utilizado cuando hay perdida de la continuidad del hueso. Se pueden clasificar de forma general de acuerdo a su desplazamiento y numero de fragmentos. Existen varias clasificaciones según el hueso afectado, que guían el tratamiento del traumatologo ortopedista.
  • Esguinces: Los esguinces son lesiones que hacen referencia a los ligamentos, estos se presentan cuando los componentes de una articulación son exigidos, existiendo un incremento en su longitud hasta un punto en el cual fallan. De forma general, se pueden dividir en 3 grados de acuerdo a la gravedad.
  • Contusiones: Las contusiones se presentan cuando hay un golpe directo sobre el cuerpo, en donde éste absorbe la energía y genera un proceso inflamatorio. Aunque este tipo de lesiones son muy dolorosas, no hay una disrupción de los tejidos musculoesqueléticos.
  • Luxaciones: Cuando una articulación pierde sus relaciones anatómicas normales se denomina luxación. Son lesiones graves que implican una importante lesión a las estructuras estabilizadoras de la articulación. Deben de ser tratadas de forma rápida para limitar el daño a los tejidos blandos y estructuras neurovasculares.
  • Tendinopatías: Las lesiones a los tendones son resultado de lesiones directas en las que se compromete la continuidad del tendón, a causa de una sobredistensión o un proceso inflamatorio crónico. De acuerdo al grado y mecanismo de lesión, se dicta su tratamiento.

Es importante que el especialista que está en contacto con el paciente con alguna de las lesiones antes descritas esté familiarizado con protocolos de reanimación y un adecuado abordaje del paciente con lesiones únicas y múltiples, ya que de lo contrario, al enfocarse de forma aislada en la lesión musculoesquelética se compromete la integridad del individuo. Asimismo es importante el adecuado conocimiento de los métodos conservadores (sin cirugía) y quirúrgicos y conocer los beneficios y complicaciones de cada uno para poder individualizar el tratamiento de acuerdo a la edad, actividad física y condición de salud.

Degenerativas: Los trastornos degenerativos son una de las causas que con frecuencia se presentan en la consulta del traumatologo ortopedista, particularmente en personas de edad avanzada, sin embargo, también pueden presentarse en personas jóvenes por alteraciones postraumáticas, metabólicas, reumáticas o infecciosas. En cualquier parte del sistema musculoesquelético puede ocurrir artrosis o artritis, sin embargo, los sitios que con mayor frecuencia presentan alteraciones son: cadera, rodilla, columna, mano y muñeca. Se manifiestan con pérdida de la movilidad, dolor, aumento de volumen de la articulación afectada y, en ocasiones, pérdida de la alineación y estabilidad normal del sitio afectado. Al abordar un padecimiento de este tipo es relevante destacar la importancia del abordaje en cuanto a la cronicidad del problema, grado de desgaste y causa, ya que esto permite establecer cuáles son las opciones terapéuticas disponibles.

De forma general, éstas son las condiciones más frecuentes que trata el traumatologo ortopedista. Como se ha expuesto en este texto, las diversas patologías, diagnósticos diferenciales y métodos de tratamiento son múltiples y variados, incluso para una misma enfermedad. Es importante que ante un padecimiento ortopédico o traumático se acuda con el especialista indicado, el cual es en este caso el traumatologo ortopedista, quien cuenta con los conocimientos anatómicos, biomecánicos y de las diversas causas que pueden estar afectado el buen funcionamiento del aparato locomotor.

Como conclusión, es de suma importancia destacar la necesidad que tiene el que, ante una enfermedad con manifestaciones musculoesqueléticas, se acuda con el especialista indicado, ya que si bien la gran mayoría de las patologías de este origen son del dominio del traumatologo ortopedista, una gran cantidad de ellas tienen un origen no ortopédico o traumático, como pueden ser las infecciosas, metabólicas, reumáticas o neurológicas. El contar con un médico con experiencia y un adecuado conocimiento de las distintas manifestaciones de enfermedad sobre el sistema musculoesquelético garantizará un adecuado cause en el diagnóstico, tratamiento y pronóstico de la enfermedad.